Nabi Saleh y el derecho a la resistencia pacífica

“Nací con la ocupación y he  vivido bajo su inherente  inhumanidad, desigualdad,  racismo y  falta de libertad desde que ví la luz. Sin embargo, a pesar de todo esto, sigo creyendo en los valores humanos y en la necesidad de paz en esta tierra. El sufrimiento y la opresión no han conseguido llenar  mi corazón con odio para nadie, ni han hecho florecer sentimientos de venganza. Por el contrario, se refuerza mi creencia en la paz y en una posición nacional como respuesta adecuada a la inhumanidad de la ocupación. El derecho internacional garantiza el derecho de un pueblo ocupado a resistir la ocupación. En la práctica de mi derecho, he organizado manifestaciones pacíficas populares contra la ocupación, contra los ataques de los colonos y contra el robo de más de la mitad de la tierra de mi pueblo, Nabi Saleh, donde las tumbas de mis antepasados ​​han permanecido desde tiempo inmemorial.”                          Bassem Tamimi, líder de Nabi Saleh
 
 
 

Nabi Saleh es una de las aldeas de Ramallah que se ha hecho famosa por la resistencia y la consiguiente represión que ha despertado. Al igual que otras aldeas palestinas como Bil’in, Ni’lin, Al-Ma’asara, Al-Walaja, sus habitantes realizan cada viernes una manifestación pacífica contra las colonias israelíes ilegales que les han arrebatado sus tierras, y son ferozmente reprimidos por el ejército de ocupación. Varios testimonios israelíes han revelado al mundo la inadmisible y despiadada violencia de esa represión volcada semanalmente contra una población desarmada e inclaudicable en su voluntad de resistir la ocupación de su tierra.

Poblador de Nabi Saleh manifestando. Detrás, la colonia israelí ilegal Hamish, que ha robado las tierras de la aldea palestina

Poblador de Nabi Saleh manifestando cerca del humo de gases lacrimógenos. Detrás, la colonia israelí ilegal Halamish, que ha robado las tierras de la aldea palestina (Foto: Foreign Policy)

Cada semana se suman a la protesta más activistas israelíes e internacionales para apoyar a la población de Nabi Saleh, de apenas unas 550 personas. El líder de la resistencia y coordinador del comité popular de Nabi Saleh, Bassem Tamimi (44), fue arrestado el 24/3/11 y acusado de delitos fabricados como los que conocemos de los regímenes criminalizadores de América Latina: incitación a la violencia, organización de manifestaciones ilegales, instigación a arrojar piedras, e “interrupción de los procesos legales” (por haber instruido a los jóvenes de la aldea cómo actuar en caso de ser detenidos e interrogados por la policía!). No es el único ni será el último, pues varias personas de la aldea, incluidas mujeres entre las que está su propia esposa, han sido también arrestadas en reiteradas ocasiones, como él mismo.

Bassem Tamimi (foto: Oren Ziv/ActiveSkills)

Bassem Tamimi (foto: Oren Ziv/ActiveSkills)

Después de haber estado bajo arresto administrativo (“in custody”) durante más de dos meses, el 5 de junio Bassem compareció ante el tribunal militar de Ofer. Allí pronunció un alegato extraordinario, que la juez israelí no le permitió concluir. La integrante del EAPPI Alicia Herrera tradujo al español dicho alegato, y lo incluyó en su blog junto con fotos y textos de una reciente visita suya a Nabi Saleh.

Datos reveladores sobre Nabi Saleh

Se encuentra a 20 km al noroeste de la ciudad de Ramallah, y a 25 km de la “Línea verde” (frontera con Israel definida por el Armisticio de 1949). Al sur de Nabi Saleh se encuentra la colonia ilegal israelí de Halamish.

Según el Acuerdo de Oslo II (1995), que dividió el territorio de Cisjordania en áreas A, B y C, 25% de la tierra de Nabi Saleh fue clasificada como área B (bajo control administrativo palestino y control de la seguridad ‘conjunto’ con Israel), y el 75% fue clasificada como área C (bajo absoluto control israelí). Desde que el proceso de Oslo colapsó, las tierras ubicadas en el área C en toda Cisjordania han sufrido un incremento de confiscaciones para entregarlas a las colonias israelíes, así como de demoliciones de viviendas.

Israel justifica las demoliciones en el área C alegando que carecían de permiso de construcción, pero todo el mundo sabe que los permisos en área C son imposibles de obtener. Actualmente 10 casas de la aldea ubicadas en área C recibieron orden de demolición (incluida la de Bassem Tamimi). En Nabi Saleh todo el mundo sabe que las órdenes de demolición son un arma de represión, una amenaza destinada a intimidar a los habitantes  para que pongan fin a las protestas. Concretamente, los soldados les han dicho que si siguen con las manifestaciones, las 10 casas van a ser demolidas.

Poblador de Nabi Saleh manifestando. Detrás, la colonia Hami   que ha robado las tierras de la aldea palestina

Bassem, su esposa Nariman y uno de sus 4 hijos en su casa, que tiene orden de demolición (PSCC).

La colonia ilegal Halamish empezó a expandirse desde 1977, hasta ocupar casi la mitad de las tierras históricas de Nabi Saleh. Las tierras restantes de la aldea están principalmente al norte de la carretera 465, que corre al pie del valle que separa a Nabi Saleh de Halamish.

En diciembre de 2009 los colonos de Halamish expropiaron el manantial natural de Ayn al-Kus, al sur de la carretera 465. Unas semanas después, incendiaron 150 árboles de olivo de la aldea ubicados cerca del manantial. Los colonos no fueron castigados por estas agresiones.

La impunidad

Durante décadas los pobladores de Nabi Saleh han visto la colonia expandiéndose y creciendo cerca de sus hogares. La estrategia de confiscación (o más bien robo directo) de tierra sigue este patrón: primero los palestinos pierden acceso a su tierra, ya sea porque el ejército la declara “zona militar cerrada” o porque los colonos colocan barreras. Luego la tierra es oficialmente asignada para expansión de la colonia, o apropiada extraoficialmente por los colonos; el resultado es el mismo: la población palestina pierde su tierra y no recibe ninguna compensación por ella.

En las tierras de Nabi Saleh, además, está la base militar de Nevi Tsouve y un colegio judío ultra-ortodoxo. La colonia rodea gran parte de la aldea, haciendo imposible para los pobladores de Nabi Saleh acceder a sus olivos y trabajarlos en varias zonas.

Vale mencionar que, como Israel no reconoce los títulos de propiedad de los períodos otomano, británico o jordano, ha declarado “tierra estatal” buena parte de Cisjordania para justificar el despojo de tierras palestinas, que generalmente son entregadas a los colonos.

Protesta semanal de Nabi Saleh (Foto: AIC)

Protesta semanal de Nabi Saleh (Foto: AIC)

En 1978 la aldea intentó frenar la creciente apropiación de tierras y recurrió al Alto Tribunal Israelí. El tribunal falló que la tierra pertenece a Nabi Saleh y que los colonos no tenían derecho a establecerse allí. Sin embargo, Halamish continuó expandiéndose en tierras de Nabi Saleh sin que ninguna autoridad la frenara ni hiciera cumplir el fallo del Alto Tribunal, a pesar de que los pobladores protestaron ante la colonia, con apoyo de los estudiantes de la universidad de Birzeit.

En 2008 la aldea llevó el caso a la Suprema Corte israelí, reclamando el retiro de una de las vallas de la colonia que separa a los campesinos de su tierra. La Corte falló a favor de la aldea, y la valla finalmente fue removida. Sin embargo, los colonos se negaron a devolver la tierra a los pobladores de Nabi Saleh, y todavía la ocupan. En 2009 la población presentó denuncias ante la policía israelí por el robo de tierras, pero la autoridad se negó a tomar ninguna medida contra los colonos.

La tierra de cultivo cerca de la colonia ahora es inaccesible para sus dueños palestinos. La gente teme los ataques de los colonos, que aparecen en cualquier momento fuertemente armados y protegidos por el ejército. Ha habido demasiados incidentes de campesinos atacados y amenazados cuando están trabajando en su tierra. Los colonos de Halamish además han cortado y prendido fuego a centenares de árboles de olivo de Nabi Saleh en varias ocasiones, sin que nunca sean castigados.

La represión

La represión brutal es el pan de cada semana en Nabi Saleh (Joseph Dana)

La represión brutal es el pan de cada semana en Nabi Saleh (Joseph Dana)

Después de décadas de expansión y robo de tierras, los colonos de Halamish empezaron a construir alrededor del manantial de la aldea. En diciembre de 2009, los pobladores de Nabi Saleh comenzaron una marcha pacífica hacia el manantial para reclamarlo. A pesar de la brutal represión, han continuado marchando semanalmente.

Como las marchas han sido acompañadas por simpatizantes israelíes e internacionales desde el principio, el ejército trata de impedir que entren a la aldea colocando checkpoints y declarando la zona “área militar cerrada”. A pesar de estos obstáculos, no han logrado impedir la presencia de activistas solidarios, que también son reprimidos.

Bassem Abu Rahmah (31), de Bil'in, asesinado por el ejército israelí el 17/4/09 (Australians for Palestine)

Bassem Abu Rahmah (31), de Bil’in, asesinado por el ejército israelí el 17/4/09 (Australians for Palestine)

A pesar de que en la marcha pacífica participan hombres, mujeres y niños de la aldea, los soldados usan infinidad de proyectiles de gas lacrimógeno, balas de acero forradas de goma y munición calibre 22. Esto ha causado heridas muy graves; los niños han tenido que ser hospitalizados. Como es habitual, el ejército no respeta sus propias directrices sobre los métodos para dispersar manifestaciones. Los proyectiles de gas lacrimógeno de alta velocidad son disparados directamente a la gente, resultando en heridas serias, fracturas y hasta muerte. Según los propios fabricantes norteamericanos, ni los proyectiles de gas lacrimógeno de alta velocidad ni las balas de goma o de calibre 22 están hechos para ser usados como método para dispersar multitudes al aire libre.

También las mujeres son reprimidas y arrestadas en Nabi Saleh

También las mujeres son reprimidas y arrestadas en Nabi Saleh (Activestills)

En Nabi Saleh las prácticas de represión son las mismas que en Silwan (Jerusalén Este), Bil’in y otras aldeas, y han sido también mortales. Bassem y Jawaher Abu-Rahmah (hermano y hermana de Abdallah Abu-Rahmah, líder del comité popular de Bil’in, quien estuvo preso 16 meses por los mismos motivos que Bassem Tamimi), Aqel Srour del comité popular de Ni’lin, entre otros, fueron asesinados en 2009 y 2010 por proyectiles de gas lacrimógeno de alta velocidad y balas calibre 22 disparados por el ejército durante las protestas semanales pacíficas. Otros dos manifestantes -Khamis Abu-Rahmah y Tristan Anderson (norteamericano)- quedaron con daño cerebral irreparable, y cientos de personas son heridas e intoxicadas semanalmente en esta rutina que ya ni es noticia en Israel, y que los soldaditos conscriptos (la mayoría menores de 20 años) practican como un juego perverso y mortal.

En abril 2011, un proyectil de gas lacrimógeno dañó el hígado del niño Mohamed Bilal Tamimi

En abril 2011, un proyectil de gas lacrimógeno dañó el hígado del niño Mohamed Bilal Tamimi

Cada viernes los soldados y la “policía  de frontera” impiden a los manifestantes llegar hasta el manantial, recurriendo a gran despliegue de violencia. Incluso quienes permanecen dentro de su casa son atacados con proyectiles de gas lacrimógeno arrojados por las ventanas (ver el testimonio de Joseph Dana en este blog).

Ouday Tamimi, uno de los tantos menores arrestados en Nabi Saleh (7/1/11, PSCC)

Ouday Tamimi, uno de los tantos menores arrestados en Nabi Saleh (7/1/11, PSCC)

Otro método usado por los soldados es la ‘paliza de agua’ (skunk water), una combinación de químicos pestilentes disparados con un cañón de agua hacia las personas, las casas y las tierras. El líquido tiene un olor tan nauseabundo que contamina y permanece en la aldea durante semanas, además de provocar vómitos y mareos. A menudo la aldea entera es regada por los tanques de agua putrefacta, a modo de castigo colectivo.

Los arrestos sin cargo constituyen otra forma de represión violenta. Desde que las manifestaciones empezaron en diciembre de 2009, más de 70 personas han sido arrestadas por participar (13% de la población de Nabi Saleh). 18 de ellas eran menores de 18 años, 7 eran menores de 15, y uno tenía sólo 11 años. Con frecuencia los soldados armados hasta los dientes invaden la aldea durante la noche y entran a las casas  gritando, destrozando todo, amenazando, amedrentando y maltratando a las familias. En marzo pasado, además de la represión semanal, el ejército allanó Nabi Saleh cuatro veces en operativos nocturnos.

Según la ley israelí, quienes tienen menos de 18 años son considerados menores, y la ley les garantiza derechos y condiciones especiales al ser arrestados o interrogados. Sin embargo, las autoridades israelíes consideran que los palestinos son mayores a partir de los 16 años. Incluso los menores de 16 también son a menudo tratados como adultos, como han denunciado reiteradamente organizaciones como Defensa de los Niños Internacional (DCI). Los niños son interrogados en ausencia de sus padres o de un abogado; y a menudo las confesiones de menores aterrorizados obtenidas bajo tortura o amenazas son usadas para inculpar a los activistas sociales, como en el caso de Bassem Tamimi.

Logo del Comité Coordinador de la Lucha Popular (PSCC)

Logo del Comité Coordinador de la Lucha Popular (PSCC)

Sin embargo, nada va a detener la lucha noviolenta de Nabi Saleh y de tantas aldeas de Cisjordania, ni de los barrios de Jerusalén Este, ni de la bloqueada Gaza. En las palabras de Bassem Tamimi ante los jueces militares de Ofer se resume la voluntad de un pueblo decidido a luchar hasta el último aliento, contra toda esperanza, simplemente porque tienen razón, y porque su causa es justa:

“Tenemos derecho a expresar nuestro rechazo a la ocupación en todas sus formas, a defender nuestra libertad y nuestra dignidad como pueblo, y a buscar la justicia y la paz en nuestra tierra para proteger a nuestros hijos y asegurarles un futuro.

“El carácter civil de nuestras acciones es la luz que va a superar la oscuridad de la ocupación, trayendo un amanecer de libertad que aliviará las manos encadenadas y las almas desesperadas tras décadas  de opresión. Estas acciones son las que expondrán el verdadero rostro de la ocupación, donde los soldados apuntan sus armas hacia una mujer caminando hacia su tierra o en un checkpoint, o a un niño que quiere beber el agua dulce del manantial de sus antepasados​, o contra un anciano sentado a la sombra de un olivo, que era una madre para él y fue incendiado por los colonos.”

Bassem Tamimi (Foto: ISM)

Bassem Tamimi (Foto: ISM)

 
Este artículo está basado en información elaborada por el Popular Struggle Coordination Commitee y presentada en la 6ª Conferencia Anual de Bil’in sobre Resistencia Popular “Vittorio Arrigoni” (22-23 de abril 2011). (Traducida por María Landi).
Para más información, visitar la página web del Popular Struggle Coordination Committee y del International Solidarity Movement.

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén).
Esta entrada fue publicada en Colonias Israelíes ilegales, Demoliciones, Represión/protestas noviolentas, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nabi Saleh y el derecho a la resistencia pacífica

  1. Gracias a Maria por la lucha con el pueblo palestino, que el imperialismo le niega ser un pais,porque el terrorisa pais yanki junto con los cionistas, masacran y torturan todo los dias, a un pueblo indefenso,hoy como todo sabemos que la comunida europea tambien son complices de genocidio, con el pueblo Palestino,yo soy del norte de argentiana una provincia llamada Katamarka, chao pueblo palestino los quiero mucho, camilo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s