Voces por Gaza: Ilan Pappe y Rafif Ziadah

El parque infantil de Shati antes y después del bombardeo del 28/7.

En medio del desconsuelo y la desesperación que nos provoca el genocidio en curso en Gaza, y las miles de vidas preciosas y sagradas que la maquinaria mortal sionista está haciendo desaparecer de este mundo cada día, tenemos que apelar a nuestra lucidez y enfocarnos en las estrategias que hasta ahora han demostrado que pueden ser las más eficaces para acabar algún día con el régimen sionista e iniciar una nueva era en Palestina y su región. Ilan Pappe y Rafif Ziadah nos ayudan a hacerlo.

Shaima nació el 26 de julio y sobrevivió en el vientre de su madre a la muerte de ésta en un bombardeo. Pero no pudo sobrevivir cuando la falta de energía eléctrica hizo que su incubadora dejara de funcionar. Israel ha bombardeado la única planta energética de Gaza.

Shaima nació el 26 de julio, tras sobrevivir en el vientre de su madre a la muerte de ésta en un bombardeo. Pero el día 30 no pudo sobrevivir cuando la falta de energía eléctrica hizo que su incubadora dejara de funcionar. Israel ha bombardeado la única planta energética de Gaza.

Mensaje a la familia de la víctima número mil
de la carnicería genocida en Gaza

Ilan Pappe *

Publicado en Electronic Intifada – Traducción: María Landi

27 de julio de 2014

No sé quién era vuestro ser querido. Quizás fuera un bebé de pocos meses, o un niño pequeño, un abuelo, uno de sus hijos o su padre o madre. Me enteré de la muerte de su ser querido a través de Chico Menashe, un comentarista político en Reshet Bet, la principal radio de Israel.

Explicó que la muerte de vuestro ser amado, así como convertir los barrios de Gaza en escombros, y la expulsión de 150.000 personas de sus hogares, es parte de una estrategia israelí bien calculada: esta carnicería está destinada a quebrar la voluntad de los palestinos de Gaza de resistir las políticas de Israel .

Me enteré de esto mientras leía en la edición del 25 de julio del supuestamente respetable periódico Haaretz las palabras del no tan respetable historiador Benny Morris diciendo que incluso esto no es suficiente.

Él llama a la política genocida que Israel ha estado llevando a cabo hasta el momento “refisut“: debilidad de la mente y el espíritu. Él reclama en adelante mucha más destrucción masiva, con la convicción de que así es como uno debe comportarse si quiere defender su “chalet en la selva“, como describió a Israel el ex primer ministro Ehud Barak.

Salvajismo inhumano

Sí, lamento decir que los medios de comunicación y el mundo académico de Israel están plenamente de acuerdo con la masacre, a excepción de algunas voces, casi inaudibles, en este salvajismo inhumano. No escribo esto para decirles que me da vergüenza; hace tiempo que me distancié de esta ideología de Estado y que hago todo lo que puedo como individuo para confrontarla y derrotarla. Probablemente no ha sido suficiente; todos estamos inhibidos por momentos de cobardía, egoísmo y tal vez un impulso natural de cuidar de nuestra familia y seres queridos.

Y sin embargo, hoy siento la necesidad de hacer un compromiso con ustedes, que ninguno de los alemanes que mi padre conocía en la época del régimen nazi estuvo dispuesto a hacer con él cuando los criminales cometieron un genocidio contra su familia. Una promesa no es gran cosa en este momento de profundo dolor, pero es lo mejor que puedo ofrecerles; y no decir nada no es una opción. Y no hacer nada es menos opción aun.

Estamos en 2014: la destrucción de Gaza está siendo bien documentada. Esto no es 1948, cuando los palestinos tuvieron que luchar duramente para contar su historia de terror; muchos de los crímenes cometidos entonces por los sionistas fueron ocultados y nunca salieron a luz, incluso hasta el día de hoy. Así que mi primera y simple promesa es registrar, informar e insistir en contar la verdad.

Mi ex universidad, la Universidad de Haifa, ha reclutado a sus estudiantes para difundir las mentiras de Israel por todo el mundo a través de internet; pero estamos en 2014 y la propaganda de este tipo no es sostenible.

Mi compromiso con el boicot

Pero seguro que eso no es suficiente. Me comprometo a continuar esforzándome para boicotear a un Estado que comete tales crímenes. Sólo cuando la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol expulse a Israel, cuando la comunidad académica se niegue a tener cualquier tipo de vínculo institucional con Israel, cuando las líneas aéreas duden en volar hasta allí, y cuando cualquier entidad o empresa que podría perder dinero a causa de una postura ética en el corto plazo entienda que a la larga va a ganar tanto moral como económicamente, sólo entonces vamos a empezar a reparar vuestras enormes pérdidas.

El movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) ha tenido muchos logros y continúa su incansable labor. Entre los obstáculos está todavía la falsa acusación de antisemitismo y el cinismo de los políticos. Fue así como una iniciativa honorable de los arquitectos británicos para obligar a sus colegas de Israel a adoptar una postura moral y a no ser cómplices de la criminal colonización de la tierra palestina fue bloqueada a último momento.

Iniciativas similares en otros lugares fueron saboteadas por políticos sin agallas en Europa y Estados Unidos. Pero mi compromiso es sumarme a los esfuerzos para superar estos obstáculos. El recuerdo de vuestro ser querido va a ser la fuerza impulsora, junto con la memoria viva de los sufrimientos de las y los palestinos desde 1948 hasta ahora.

Matadero

Y hago esto egoístamente. Realmente rezo y espero que, en el peor momento de sus vidas, cuando los palestinos y palestinas están de pie en Shujaiya, en Deir al-Balah, o en ciudad de Gaza mirando la carnicería creada por los aviones de guerra, los tanques y la artillería israelíes, ustedes no pierdan la esperanza en la humanidad.

Esta humanidad incluye a los israelíes, a los que no tienen el valor de hablar pero que expresan su horror en privado, como lo demuestran mi correo y mi Facebook saturados de mensajes, así como el pequeño puñado que manifiesta públicamente contra el genocidio incremental en Gaza.

También incluye a aquellos que todavía no nacieron y que quizás lograrán escapar de la máquina de adoctrinamiento sionista que les enseña, desde la cuna hasta la tumba, a deshumanizar a los palestinos hasta un punto tal que el hecho de que un niño palestino de dieciséis años sea quemado vivo no logra conmoverlos o echar por tierra su fe en el gobierno, el ejército o la religión.

Derrotado

Por su bien, el mío y el de ustedes, desearía que también pudiéramos soñar con el día después, cuando el sionismo sea derrotado como la ideología que gobierna nuestras vidas desde el río Jordán hasta el Mediterráneo, y todos tengamos la vida normal que anhelamos y merecemos.

Así que me comprometo hoy a no dejarme distraer, incluso por los amigos y los líderes palestinos que todavía cifran tontamente sus esperanzas en la ─hace tiempo─ perimida “solución de dos estados“. Si uno tiene la vocación de involucrarse para lograr un cambio de régimen en Palestina, la única razón de hacerlo es para luchar por la igualdad de derechos civiles y humanos y la plena reparación de todas y todos los que fueron victimizados por el sionismo, dentro y fuera de la amada tierra de Palestina.

Quien fuera vuestro ser querido, que descanse en paz, sabiendo que su muerte no fue en vano; no porque será vengada. No necesitamos más derramamiento de sangre. Todavía creo que es posible poner fin a los sistemas malvados con el poder de la humanidad y la moralidad.

Hacer justicia significa también llevar a los que asesinaron a vuestro ser querido y a tantos otros ante los tribunales, y debemos trabajar para llevar a los criminales de guerra de Israel ante los tribunales internacionales.

Es un camino mucho más largo, y a veces también siento el impulso de ser parte de algo que utilice la fuerza bruta para poner fin a la inhumanidad. Pero me comprometo a trabajar por la justicia, la justicia plena, la justicia restaurativa.

Esto es lo que puedo prometer: trabajar para evitar la próxima etapa de la limpieza étnica de Palestina y el genocidio de los palestinos y palestinas en Gaza.

* Ilan Pappe nació en Haifa, es profesor de historia, director del Centro Europeo de Estudios Palestinos en la Universidad de Exeter y autor de numerosos libros, incluyendo La limpieza étnica de Palestina. Ver en este blog:
A 20 años de los Acuerdos de Oslo (artículo)
Voces e imágenes sobre al-Nakba (videos sobre conferencias suyas, con subtítulos en castellano).
Entrevista de TRNN a Ilan Pappe sobre el actual ataque a Gaza (en inglés, 15:00′):

 

A medida que la crisis de Gaza se profundiza,
el boicot puede elevar el costo de la impunidad de Israel

 

Rafeef Ziadah*

Publicado en The Guardian. Traducción: María Landi

Mi vida empezó bajo estado de sitio y bombardeo israelíes. Incluso cuando era niña recuerdo haberme preguntado, mientras el olor de los proyectiles de artillería llenaba el aire de Beirut en 1982 y corríamos para salvar nuestras vidas: “¿por qué el mundo está permitiendo que esto suceda?” En el rostro de los niños de Gaza hoy veo nacer otra generación con el mismo trauma, y la misma pregunta. ¿Cómo se puede permitir que esto suceda?

Gaza ha estado bajo asedio israelí durante siete años. A los pescadores les disparan cuando se hacen a la mar. El comercio está bloqueado. Viajar es casi imposible. El agua está contaminada. Faltan suministros para los hospitales. La economía se mantiene bajo colapso controlado, al borde de la catástrofe. Israel raciona todo lo que entra en Gaza, desde calorías hasta la literatura universal.

Después de 21 días de bombardeos, Israel se sigue negando a un cese del fuego amplio que cumpla con las demandas mínimas y unitarias de todos los palestinos: permitir que la gente lleve una vida normal. Esto no es una guerra, y mucho menos una guerra de autodefensa, sino una expedición punitiva dirigida a mantener el asedio y la ocupación militar ilegal. Los civiles, los hospitales y los edificios de viviendas llevan la peor parte del ataque, porque el único objetivo “militar” de la embestida es quebrar a los palestinos hasta la sumisión completa.

En julio de 2004, la Corte Internacional de Justicia dictaminó que el muro de Israel y el régimen asociado a él en Cisjordania ocupada (los asentamientos, la confiscación de tierras, las carreteras segregadas y las restricciones de movimiento) son ilegales bajo el derecho internacional, y que los gobiernos tienen la obligación legal de actuar. Sin embargo, 10 años después, la comunidad internacional aún aparta la mirada, incapaz de mover un dedo para hacer que Israel rinda cuentas. Los ministros de Exteriores de la Unión Europea, aun después de escuchar la noticia de la masacre de Shujayiya, reclamaron el desarme sólo de Gaza. Sin embargo es el arsenal de alta tecnología de Israel, financiado por EE.UU., las generosas becas de investigación de la Unión Europea y el floreciente comercio multimillonario de armas lo que hace llover el terror sobre la población civil.

Dejando de lado la retórica, los gobiernos occidentales apoyan el asedio a Gaza, la construcción de colonias y, por lo tanto, las masacres periódicas de Israel. La impunidad otorgada a Israel es totalmente contraria a la voluntad democrática de los pueblos, como lo demuestra el actual torrente de solidaridad internacional con Gaza.

Si los gobiernos se niegan aactuar, entonces el amplio apoyo oficial de que goza Israel debe ser atacado desde la base por la sociedad civil internacional, utilizando los mismos métodos que aislaron a Sudáfrica durante el apartheid.

Desde su lanzamiento por la sociedad civil palestina en 2005, el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) ha ganado el apoyo de sindicatos, partidos políticos y movimientos de base, y de un gran número de personas que en todo el mundo expresan su compromiso ético, boicoteando todos los productos israelíes, no sólo los de los territorios ocupados. Como resultado, la presión del BDS está empezando a tener impactos significativos.

Artistas como Pink Floyd, Roger Waters, Massive Attack y Faithless se han negado a actuar en Israel en respuesta al llamado al boicot cultural. Intelectuales reconocidos/as como Stephen Hawking, Alice Walker y Judith Butler han adoptado una postura similar. Un paso importante recientemente fue dado por un grupo de premios Nobel y otras figuras públicas que publicaron una carta en The Guardian llamando a los gobiernos a “imponer de manera inmediata un embargo militar integral y legalmente vinculante a Israel.”

Ahora la empresa de seguridad del Reino Unido G4S anunció que va a reducir su participación en el sistema penitenciario israelí que mantiene a los niños palestinos sin cargo y sin juicio, a raíz de una campaña internacional de boicot por la cual desde iglesias de Estados Unidos hasta la Fundación Bill Gates retiraron inversiones de la compañía. Recientemente la empresa europea John Lewis terminó sus relaciones comerciales con la firma israelí Sodastream, cuyas acciones han perdido la mitad de su valor en un año. Los líderes del movimiento de los colonos israelíes han lamentado que las campañas de boicot de los consumidores ya no les permiten exportar a Europa. Ministros israelíes describen al BDS como una “amenaza estratégica” para el statu quo, e incluso EE.UU. ahora advierte que Israel se enfrenta al aislamiento internacional.

El ataque a Gaza no es una guerra entre dos bandos iguales. Se trata de una masacre por parte de un ejército estatal poderoso, armado y apoyado por Occidente, a un pueblo empobrecido, bloqueado y desplazado. El discurso de los gobiernos es barato. Mientras lo único que haya sean discursos, la vida de nuestros niños y niñas siguirá siendo aun más barata. Debemos intensificar el boicot, la desinversión y las sanciones, haciendo campaña a nivel internacional para poner fin a la impunidad de Israel.

* Rafif Ziadah es una poeta palestina nacida en la diáspora, hija de refugiados palestinos. Actualmente es una figura activa y destacada en el movimiento internacional de BDS.  Ver aquí dos de sus poemas orales subtitulados.

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén).
Esta entrada fue publicada en Apartheid, autodeterminación, BDS, Gaza, Israel, Limpieza étnica, Nakba, Niños y niñas palestinas, Refugiados/as, Resoluciones de la ONU y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s