Colonialismo israelí, puro y duro

Amira Hass muestra una vez más (usando los recientes ejemplos de las aldeas de Susia, en el sur de Cisjordania, y Atir/Um al Hiran, en el Naqab/Neguev) que el colonialismo y el apartheid israelíes no tienen límite de tiempo ni de espacio. La Nakba nunca se detuvo, y continúa hoy a ambos lados de la Línea Verde (y no se va a detener con la ilusoria “solución de dos estados” mientras el régimen sionista permaneza intacto):

Con su aprobación de la demolición de Susia y Um al Hiran, los jueces han trazado una línea recta que vincula 1948 con el presente. Han confirmado lo que los críticos más virulentos de Israel dicen sobre el país: que es una entidad colonial y usurpadora. Los jueces han repetido como loros lo que el estado ha estado vociferando constantemente: se trata de mi derecho a robar, a expulsar, a demoler y a desplazar a la gente y amontonarla en jaulas. He demolido y seguiré haciéndolo. He expulsado y seguiré haciéndolo. He amontonado a gente y seguiré haciéndolo. Nunca me importó lo más mínimo y nunca me importará.”

Traducido por Javier Villate en su “Blog sobre Palestina”.
Reblogueado desde el blog “Los otros judíos”.

Los otros judíos

ee79311f-e33e-462e-90d3-b21acc9dfbecPor Amira Hass.

Hay una línea recta que conecta la aldea palestina de Susia, en el sur de Cisjordania, y Atir/Um al Hiran, una comunidad beduina del Neguev. Esto fue subrayado la semana pasada por los jueces de la Corte Suprema. Se trata de dos comunidades de palestinos que el estado judío expulsó de sus casas y tierras hace décadas, y cuyas familias han vivido, desde entonces, en pueblos “no reconocidos” en condiciones vergonzosas, forzados a ello por el gobierno israelí. Una comunidad se instaló en sus tierras agrícolas y la otra en un área a la que el gobierno les trasladó durante los primeros años del Estado de Israel, cuando los ciudadanos árabes vivían bajo un régimen militar de excepción.

Las dos comunidades carecen, por decisión del gobierno de Israel, de poderes para planificar su desarrollo. En su lugar, Israel les exige que se hacinen dentro de los límites…

Ver la entrada original 1.163 palabras más

Anuncios

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén). Es columnista del portal Desinformémonos, corresponsal del semanario Brecha, y escribe en varios medios independientes y alternativos.
Esta entrada fue publicada en Apartheid, Colinas del Sur de Hebrón, Colonias Israelíes ilegales, Israel, Limpieza étnica, Nakba, Pran Prawer-Negev/Naqab, sionismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Colonialismo israelí, puro y duro

  1. Rene Salvador Zablah dijo:

    Ysiguen robando, tierras, haciendo lo que lo de Sudafrica, Apartheid, limpieza de sangre, Palestina por Europea, que le parece al mundo esto, no hay reacciones, no veo ,protestastas, ,mas que unos cuantos , esperariara, que las naciones Unidas , los EU, hicieran su parte el verdadero pueblo norteamericano jamas estara de acuerdo con estas barbaridades propias de la incursiones de los Mongoles cuando arrasaros lo que es hoy Irak

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s