Reportaje fotográfico: el checkpoint 300

“El checkpoint se lleva todo lo que un hombre tiene: todos sus esfuerzos, todo su tiempo, todos sus nervios… El checkpoint es el caos y el orden, está dentro de la ley y fuera de ella, es operado por la racionalidad y la idiosincrasia a través del orden y el desorden”. Azmi Bishara “Checkpoints: Fragments of a Story” (2006)

El checkpoint 300 (o Checkpoint Gilo) está en la salida norte de Belén, y es uno de los puntos principales para cruzar el Muro en el sur de Cisjordania y entrar en Jerusalén. Autobuses de turistas y peregrinos pasan regularmente a través del checkpoint para vehículos para visitar los lugares santos cristianos en Belén. No obstante, a menos de 100 metros de distancia de los buses turísticos, parcialmente escondido, está el checkpoint pedestre. Aquí el canto de las aves entrando y saliendo de los barrotes y puertas de metal durante el día ofrece un marcado contraste con las escenas que se puede ver bien temprano por la mañana.

A las 3.30 de la madrugada, hombres que vienen de tan al sur como Hebrón, empiezan a hacer cola en el checkpoint para ir a trabajar (mayoritariamente en la construcción) en los alrededores de Jerusalén y Tel Aviv. Las demoras y paralización dentro del checkpoint son muy comunes, a pesar de la necesidad apremiante que tiene la multitud de llegar al trabajo a tiempo. Los palestinos saben que si llegan tarde reiteradamente arriesgan perder el permiso para trabajar en Israel. La multitud de obreros en la fila se amontona y aprieta contra las puertas y torniquetes de acero. Los hombres de mediana edad gritan de dolor. Para pasar por encima de la multitud, los jóvenes trepan sobre las barras y a lo largo de las paredes en forma de jaula, formando un dosel de cuerpos vivos. Desde aquí, el pueblo ocupado es triturado a través de los torniquetes del checkpoint como en una picadora de carne… para salir del otro lado como mano de obra barata.

Reportaje fotográfico de P. Morgan, del equipo del EAPPI en Belén. Traducción: María Landi.
Ver también en este blog:
Infierno en Qalandiya
La mujer que rescata sonrisas en el checkpoint

 

by EA P. Morgan, Bethlehem team. 

“The checkpoint takes all that man has, all his efforts, all his time, all his nerve… The checkpoint is the chaos and the order, it is within the law and outside of it, operating by rationality and idiosyncrasy through order and disorder.” Azmi Bishara, ‘Checkpoints: Fragments of a Story’ (2006)

Checkpoint 300 (or Gilo Checkpoint) sits on the northern outskirts of Bethlehem and is one of the primary points for crossing the ‘Separation Barrier’ in the south of the West Bank. Buses of tour groups and pilgrims regularly pass through the vehicular checkpoint on day trips from Jerusalem to see the Christian holy sites in Bethlehem. However, fewer than 100 meters away from the passing tour buses, partially hidden, lies the beginning of the pedestrian checkpoint. Here the twittering of the birds as they play in and out of the metal bars…

Ver la entrada original 154 palabras más

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén).
Galería | Esta entrada fue publicada en Apartheid, Checkpoints, EAPPI, Muro de Apartheid y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s