Repudio generalizado a Israel por su “necroviolencia” sobre los cuerpos palestinos


La práctica israelí de humillar y retener los cuerpos de los palestinos es una extensión del control y el crimen de guerra, dicen analistas.

 

El cuerpo de Mohammed Ali al-Naim yace colgando del buldócer antes de ser secuestrado y llevado hacia el lado israelí de la valla de Gaza. (Quds News Network).

 

Linah Alsaafin

 

El uso por parte de Israel de la “necroviolencia” en los cuerpos palestinos ha sido condenado como parte de su política de ejercer un mayor control sobre las personas que viven en los territorios ocupados.

El domingo, un video que se difundió por las redes sociales mostró una excavadora israelí recogiendo violentamente el cuerpo de un palestino que había sido ejecutado por las fuerzas israelíes al este de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza.

Las autoridades israelíes alegaron que el hombre, identificado como Mohammed Ali al-Naim, de 27 años, miembro del movimiento de la Jihad Islámica Palestina (PIJ), intentaba colocar un artefacto explosivo cerca de la valla israelí.

El vídeo mostraba a un grupo de palestinos corriendo hacia adelante con una carretilla para tratar de levantar el cuerpo de al-Naim, así como a otro hombre herido, apartándose de la valla pero siendo también blanco de los soldados israelíes.

Al menos dos hombres recibieron disparos en las piernas, según el Ministerio de Salud de Gaza.

Muthana al-Najjar, el periodista que grabó el video, dijo que la excavadora israelí, que iba acompañada de un tanque Merkava, atropelló el cuerpo de al-Naim e intentó varias veces recogerlo con su cuchilla antes de llevárselo al lado israelí, mientras el cuerpo colgaba del borde de la cuchilla.

“Profanar el cadáver de un joven desarmado en el borde de la Franja de Gaza ante las cámaras de todo el mundo es un crimen atroz, que se suma a la lista de crímenes de la ocupación contra nuestro pueblo”, dijo en un comunicado de prensa Fawzi Barhoum, portavoz del movimiento Hamas que gobierna la Franja de Gaza.

Según Budour Hassan, investigadora jurídica del Centro de Asistencia Legal y Derechos Humanos de Jerusalén (JLAC), esta necroviolencia −el acto de humillar los cuerpos humanos− es un medio de ejercer control sobre los cuerpos palestinos.

“Lo vemos como una extensión de toda una política diseñada por Israel para controlar los cuerpos palestinos”, dijo Hassan a Al Jazeera.

El término ‘necroviolencia’, añadió Hassan, está tomado del libro del antropólogo Jason De León The Land of Open Graves, en el que acuñó el término para describir el maltrato hacia los cuerpos de migrantes que cruzan la frontera de Estados Unidos desde México.

Hassan añadió que, si bien la profanación de cuerpos palestinos no es una excepción para las fuerzas israelíes, el video del incidente fue un caso raro en el que se llevó a cabo públicamente.

“Israel lleva a cabo formas similares de humillación sobre los cuerpos en silencio en las morgues o en los cementerios de números, explicó, refiriéndose a las fosas comunes marcadas con números grabados en placas de metal en lugar de nombres.

Los cementerios están situados en lugares secretos que Israel ha designado como zonas militares cerradas. Algunos de los cuerpos han estado allí desde la guerra de 1967.

Además, el Instituto Forense Abu Kabir de Tel Aviv, que guarda los cadáveres de palestinos muertos en supuestos ataques a israelíes, es conocido como el lugar donde se han extraído órganos y partes de los cuerpos palestinos.

Videos con el registro del momento en que el cuerpo de Mohammed es levantado reiteradamente por el buldócer israelí:


Violencia colectiva

Según el JLAC y la ONG Adalah (Centro Legal para los Derechos de la Minoría Árabe), Israel es el único país del mundo que tiene una política de confiscación de restos humanos, basada en reglamentaciones que se remontan a 1945 (durante el mandato británico) como fundamento de la misma.

En septiembre de 2019, la Corte Suprema de Israel aprobó la práctica después de que se presentaran varios casos judiciales contra el Estado. Según Adalah, el fallo estableció que las normas de emergencia permitían al ejército israelí ordenar el entierro temporal de palestinos clasificados como enemigos “sobre la base de consideraciones que tienen en cuenta la seguridad del Estado, el orden civil y la necesidad de negociar la devolución de los cuerpos de soldados israelíes”.

Sin embargo, el Derecho Internacional Humanitario considera la práctica como una violación de los derechos humanos. Según las Convenciones de Ginebra, las partes en un conflicto armado deben enterrar a los difuntos de manera honorable, “de ser posible según los ritos de la religión a la que pertenecían, y que sus tumbas sean respetadas, conservadas adecuadamente y marcadas de manera que siempre puedan ser reconocidas”.

Ramy Abdu, fundador del Observatorio Euro-Mediterráneo de Derechos Humanos, dijo que la retención de cuerpos de palestinos por parte de Israel es un acto de violencia colectiva que se considera un crimen de guerra.

“Las autoridades israelíes han adoptado repetidamente una política de retención de los cuerpos de palestinos que contradice flagrantemente varias convenciones internacionales”, dijo Abdu a Al Jazeera. “Los artículos de las Convenciones de Ginebra afirman la necesidad de enterrar los cuerpos de los detenidos fallecidos o de aquellos que fueron asesinados con respeto, de acuerdo con los procedimientos que son apropiados a su cultura religiosa”, añadió.

Buldóceres de la muerte”, video realizado por QNN:


“Deshumanizar los cuerpos palestinos”

Según el JLAC, hay 52 cuerpos de palestinos retenidos por el gobierno israelí como parte de una decisión del gabinete en 2016.

Otros 18 cuerpos también fueron retenidos a partir de la ofensiva israelí de 2014 en la Franja de Gaza, en tanto que los cementerios de números contienen al menos 253 cuerpos.

“Hay dos vertientes en esta política”, dijo Hassan. “Una es la violencia legalizada, aprobada por la Corte Suprema de Israel, y la otra es la violencia practicada por el ejército israelí. Ambas siguen el mismo patrón de deshumanización de los cuerpos palestinos”.

Es ampliamente conocido que Israel emplea esta práctica como una táctica a utilizar en las negociaciones. En 2012, Israel liberó los cuerpos de 90 palestinos como gesto para reanudar las conversaciones de paz. Entre 2013 y 2014, unos 27 cuerpos fueron devueltos.

Hablando del incidente del domingo, el Ministro de Defensa israelí Neftalí Bennett confirmó que la excavadora fue utilizada para “recoger” el cuerpo de al-Naim. Dijo que tenía la intención de retener los cuerpos fuera de Gaza para usarlos como moneda de cambio con los “combatientes palestinos” en los acuerdos de intercambio de cuerpos, y calificó el alboroto por el secuestro del cuerpo de al-Naim como “crítica hipócrita de la izquierda”.

“Apoyo a los soldados que mataron al terrorista y recogieron su cuerpo”, dijo en un post en Twitter. “Así es como debe hacerse, y así es como se hará”.

Hassan dijo que aunque los comentarios de Bennett no son sorprendentes, es interesante porque “refleja hasta qué punto los palestinos han sido deshumanizados por los medios de comunicación y los funcionarios israelíes, lo cual es una culminación de todo el sistema de necroviolencia que se está ejerciendo sobre la población palestina”.

En una carta enviada al procurador militar principal de Israel, Adalah pidió una investigación penal del incidente y calificó la manipulación del cuerpo como una violación “flagrante” del derecho penal internacional, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

“La Corte Suprema israelí también ha reconocido en sentencias anteriores que el daño a la dignidad del fallecido es una violación de la ley básica de Israel, la dignidad humana y la libertad”, dijo el centro.

Aida Touma-Sliman, palestina ciudadana de Israel e integrante del Parlamento por el partido Hadash (miembro de la alianza Lista Conjunta) llamó a Bennett “el ministro de la muerte y la brutalidad”.

“Roban un cuerpo, lo maltratan con una excavadora y siguen argumentando que son el ejército más moral del mundo”, dijo. “Desde que Bennett asumió el cargo de Ministro de Defensa, acaparar cuerpos para negociar es la política declarada de Israel”.

Ofer Cassif, otro parlamentario palestino de la Lista Conjunta, calificó el secuestro de un cuerpo como “un nauseabundo y sanguinario acto de vampirismo”.

“Esto es lo que [el primer ministro] Netanyahu tiene para ofrecer: bloqueo, asesinato y secuestro  de cuerpos”, escribió Cassif en Twitter. “Tenemos que poner fin a esta celebración de la muerte”.

 

 

Publicado en Al Jazeera el 24/2/20. Traducción: María Landi.

 

Testimonio de uno de los manifestantes heridos cuando trataban de recoger el cuerpo caído de Mohammed Ali Al-Naim (QNN):
Más heridos por los disparos israelíes son llevados a la ambulancia palestina. (QNN):

 

 

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania. Es columnista del portal Desinformémonos y escribe en varios medios independientes y alternativos.
Esta entrada fue publicada en Derecho Internacional, Ejecuciones extrajudiciales, Gaza, Represión/protestas noviolentas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .