Lecturas necesarias tras el alto el fuego

 

Infografía de Visualizing Palestine: un/a adolescente de 14 años en Gaza ya ha experimentado 5 agresiones israelíes.

 

Los bombardeos en Gaza han salido de los titulares, pero nuestra mirada tiene que seguir atenta en la explosiva situación que prevalece en toda Palestina, de la cual podemos mencionar algunos focos rojos:

– La resistencia a los procesos de desalojo en curso continúan en Jerusalén Este, porque la limpieza étnica es una política del Estado judío-sionista; las familias de Sheikh Jarrah y Silwan en particular, se enfrentan a diario a la represión de las fuerzas de ocupación coludidas con las bandas fascistas de colonos armados, que invaden las viviendas, disparan, reprimen y amedrentan (una adolescente de 16 años de Sheikh Jarrah fue baleada por la espalda en la puerta de su casa y está internada con varias fracturas en la columna).

– Las provocaciones y la represión continúan en una verdadera caza de activistas en las ‘ciudades mixtas’ o palestinas ocupadas en 1948 (hoy Israel), donde esta semana se está dando una oleada de detenciones masivas (más de 1500), con el claro objetivo de aplastar la revuelta popular a base de pura violencia e intimidación. Toda esta violencia continúa siendo instigada por la propia clase política israelí, con lenguaje racista que incita constantemente al odio contra “los árabes”.

– Del mismo modo, la campaña de detenciones y represión contra las protestas populares continúa en Cisjordania, donde las fuerzas israelíes ya han asesinado a casi 30 personas, cada día con un nuevo caso de gatillo fácil; jóvenes vidas palestinas preciosas, en muchos casos de adolescentes, continúan siendo aniquiladas por acciones que las mismas fuerzas de ocupación reconocen a veces como “errores”.

Jerusalén y su Ciudad Vieja sigue siendo un foco sensible, con nuevas provocaciones o agresiones en la Explanada de las Mezquitas (como el que hubo a pocas horas del alto el fuego); y la resistencia palestina en Gaza ya anunció que no tolerará más ataques contra el corazón de la identidad palestina y su capital espiritual e histórica.

– La situación en Gaza es más desesperante de lo que ya era antes de este último ataque: las familias están volviendo a los hogares de los que huyeron para encontrarlos destruidos o severamente dañados; miles de personas perdieron totalmente sus casas o sus medios de vida (herramientas, vehículos, animales, etc.) y no tienen cómo ganarse la vida; los hospitales siguen soportando una carga adicional por las miles de personas heridas, con una infraestructura dañada y un desabastecimiento de medicamentos y equipos que ya existía por el bloqueo pero se agravó. La ayuda humanitaria que Israel ha permitido entrar sigue siendo muy insuficiente para las necesidades dramáticas; mientras el bloqueo continúe y la ayuda llegue en cuentagotas, la vida de la población en Gaza seguirá siendo intolerable.

La cifra de muertes aumenta en Gaza, porque siguen encontrando cadáveres bajo los escombros y personas gravemente heridas están muriendo. En 11 días los bombardeos israelíes asesinaron a unas 254 personas, 67 de las cuales eran niñas y niños. Debemos lamentar también a la adolescente beduina que murió junto a su padre por un cohete de Hamas en una aldea no reconocida del sur de Israel. Y lo que es más grave, las familias, las niñas y niños gazatíes se enfrentan a este nuevo duelo y al trauma de haber sobrevivido ‘hasta el próximo ataque’; muchas niñas y niños perdieron a su madre, su padre, sus hermanos y hermanas, sus vecinos, amigas, compañeros de escuela… ¿Qué marcas quedarán en su psiquis? ¿Quién y cómo les ayudará a superar este trauma?

Entre estas preguntas de difícil respuesta, surgen siempre señales de la inmensa resiliencia y amor por la vida del pueblo palestino y de la población de Gaza en particular. Quienes hemos experimentado esa inmensa reserva moral sabemos que los testimonios conmovedores que comparto abajo -del médico argentino o el payaso español, por ejemplo- son ciertos. Me quedo en particular con las palabras y la sonrisa milagrosa de la niña gazatí Suzy Eshkuntana (6), que sobrevivió (al igual que su padre) al bombardeo que destruyó su casa y mató a su madre, dos hermanitos (de 4 y 2 años) y dos hermanitas (de 9 y 5), y que dice que cuando sea grande quiere ser “doctora” para curar a las personas.

Me quedo también con el testimonio tan conmovedor y tan verdaderodel cirujano argentino Carlos Trotta (leer abajo), quien llegó a Gaza para trabajar con Médicos sin Fronteras en diciembre de 2008, en plena masacre de la operación Plomo fundido. Transcribo parte de ese testimonio:

Calles desiertas, edificios destruidos, pero mucho afecto por parte de los palestinos que nos recibieron con abrazos. Muchos de ellos –mujeres y niños refugiados– en la sede de MSF, porque les parecía un lugar más seguro. Trabajamos en el hospital Al-Shifa de la ciudad de Gaza y en carpas totalmente dotadas que pudo introducir MSF apenas terminados los bombardeos (1400 muertos, más de 300 niños). Población muy joven, terribles secuelas físicas y psicológicas. Esperaba encontrar un pueblo paralizado por el terror y el dolor y me encontré con un pueblo dignísimo, heroico, dispuesto a resistir el bloqueo, la ocupación, los intentos de deshumanización. Fue ese contraste entre la actitud que esperaba encontrar, y lo hubiera entendido, y lo que encontré, lo que más me impresionó.

Me impactaron la calidez, el afecto, hasta la ternura de los gazatíes. Me impactaron la dignidad, el espíritu de lucha y de resistencia. Y la falta de odio estéril: repito, de odio estéril. Y les cuento una anécdota que repito hasta el cansancio porque a mi me asombró: cuando ya me volvía no escuché ningún insulto dirigido a nadie. Simplemente me dijeron “Doctor, cuando vuelva dígales que si están buscando a Hitler, aquí no está”.

Estábamos curando a un chiquito con quemaduras severas, había que cambiarle los vendajes. Lloraba por temor al dolor que eso le iba a provocar. Le aseguramos que esta vez lo íbamos a hacer con anestesia. Hablaba mucho, obviamente en árabe. Le pregunté a un compañero que conocía el idioma ¿qué dice? “Dice: ¿No se dan cuenta que soy un niño?”. Y a mi me emocionó porque me pareció que ese grito era el de todos los chicos de Palestina a sus ocupantes. ¿Es que no se dan cuenta que son niños?

Y doy paso a las lecturas compartiendo este párrafo clave de una de ellas (la traducción es mía): “Como nunca antes, Israel está experimentando por fin un importante rechazo de alcance internacional. Con su actual campaña de limpieza étnica, ejemplificada por la expulsión de familias palestinas de sus hogares en Sheikh Jarrah, sus ataques a los fieles en uno de los lugares más sagrados del Islam, Al Aqsa, y en la más sagrada de las fiestas [Eid al-Fitr], y su asalto criminal y asesino a la población cautiva de Gaza, Israel ha sido puesto en un incómodo punto de mira. Pero la clave para desmantelar su arraigado sistema de apartheid reside en mantener ese foco de atención, especialmente ahora que se ha logrado un alto el fuego. Si se desvía la atención, como Israel desesperadamente desea, se volverá aún más intransigente, especialmente si la administración Biden continúa con su enfoque habitual.

 

La familia Sabih celebra el cumpleaños de Mahmud (13) en las ruinas de su hogar destruido por los bombardeos israelíes en la ciudad de Gaza (Eye on Palestine).

 

Les invito a seguir informándose sobre los cruciales momentos que se vive en toda la Palestina histórica en los sitios Palestina Libre, Middle East Eye (donde pueden ver excelentes videos cortos), Electronic Intifada, Eye on Palestine (en Facebook), KhamakarPress News Portal, +972 Magazine, Mondoweiss, Rebelión, entre otros (se puede encontrar también buenos artículos en El Salto, Público y El Diario.es del estado español). Y a seguirme en Twitter: @Handala2020.

La historia de un médico argentino en Gaza: “¿No se dan cuenta que son niños?”
Nuevos argumentos por Palestina
Palabra de Israel Shahak
They were only children (rostros y nombres de lxs niñxs asesinados)
“Ya no luchamos por el Estado palestino, luchamos por la liberación”
Ocupación adentro
¿Qué es lo nuevo que está surgiendo en Palestina gracias a una nueva generación?
A la caza del palestino
Los palestinos están derrotando la cultura de Oslo tipificada por el torpe Abbas
¿Quieres ayudar a los israelíes? Conviértete en una persona antisionista
¿Por qué Palestina es una causa feminista?
Simplemente asimétrico
Noticias desde la población civil de Gaza
MANIFIESTO por el boicot al régimen de apartheid de Israel, por el fin de la ocupación de Palestina y por la liberación de la cooperante de la salud Juana Ruiz Sánchez
This is not a conflict, this is apartheid
Palestine’s Moment: Despite Massive Losses, Palestinians Have Altered the Course of History
The Israeli-Palestinian Conflict: The Unity Intifada – A Manifesto for Dignity and Hope
The Spotlight on Israel Apartheid Must Not Fade
The War on Palestinians Continues—Now in the Form of Mass Arrests
Ceasefire in Gaza, but flame continues to burn in Sheikh Jarrah
“Find me a new lie to tell my children”
In this confrontation with apartheid Israel, the Palestinians won
As Gaza cease-fire holds, a resurgent Palestinian youth movement emerges
The myth of coexistance in Israel
Fear barrier broken despite hundreds of arrests in Jerusalem
People of Conscience: Palestinians Ask You to Boycott Israel
Why are Palestinians protesting? Because we want to live
“Today we are Nazis,” says member of Israeli Jewish extremist group
Sheikh Jarrah, the permanent Nakba
17 new books by Palestinian writers that are worth reading

 

Conversatorios en video:
Qué está pasando en Palestina (Isaías Barreñada y Jaldía Abubakra)
Foro internacional: Raíces judías contra el genocidio en Palestina (varios)
Foro BDS, Apartheid y Derechos Humanos (Nadia Silhi y Claudia Yarur)
Nakba. Apartheid y Resistencias en Palestina (Nadia Silhi y Mauricio Amar)
Las luchas de las mujeres palestinas y la solidaridad internacional (varias)
Palestine: What’s Happening and Why it Matters (Ramzy Baroud y otrxs)
Palestine rises: the ongoing resistance (Rana Shubair, Riya Alsanah y Amany Khalifa)
The Palestinian Nakba: What Happened in 1948 and Why It Still Matters (varios)
How can we achieve liberation for all? (Yara Hawari y Jeremy Corbyn)
How Palestinian resistance defeated Israel (Ali Abunimah y Jon Elmer)
Yanis Varoufakis interviews Omar Barghouti
A pivotal moment for Israel-Palestine (Amjad Iraqi, Ahmed Alnaouq y Lara Friedman)
Mouin Rabbani interviews Nathan Thrall

 

“La próxima vez que oigas a alguien explicar que los ataques de Israel a poblaciones civiles se deben a que Hamás coloca intencionadamente sus bases en medio de ellas, enséñale este mapa de Tel Aviv: en rojo, la principal base de operaciones centrales del ejército israelí. Lo mismo ocurre en otras ciudades de Israel.” Marcelo Svirsky



Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania. Es columnista del portal Desinformémonos, corresponsal del semanario Brecha y escribe en varios medios independientes y alternativos.
Esta entrada fue publicada en Armamento israelí, BDS, Gaza, Hamas, Jerusalén Este, Limpieza étnica, Masacres israelíes, Niños y niñas palestinas, Represión/protestas noviolentas, Sheikh Jarrah, Silwan y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .