Jean-Paul Sartre y el problema de ser «progresista excepto para Palestina»

Comparto desde el blog Los Otros Judíos [aunque la traducción del texto necesitaría una seria edición por sus múltiples deficiencias] este importante texto de plena vigencia sobre la existencia en nuestras sociedades occidentales del fenómeno conocido como «PEP»: progresista excepto por Palestina.

«La broma bastante burlona (y profética) de «progresista excepto para Palestina» ha ganado cierto grado de popularidad a lo largo de los años. Recientemente, Marc Lamont Hill (profesor de la Universidad de Temple) y Mitchell Plitnick (escritor y analista político), publicaron un libro titulado Except for Palestine: The Limits of Progressive Politics, explorando cómo los autoproclamados progresistas en Estados Unidos pueden y deben ampliar su política para incluir la defensa contra la opresión de los palestinos. El libro de Hill y Plitnick pide un mayor escrutinio de la (des)consideración de los liberales por Palestina y la posición silenciosa —o a veces deliberadamente desconcertante— que mantienen muchos progresistas. Los demócratas de la justicia como Ayanna Pressley y Ro Khanna voto anti-BDS sobre la Resolución 246 de la Cámara, a la confusa visión de Alexandria Ocasio-Cortez para lograr la paz entre israelíes y palestinos, al virtual silencio de Tulsi Gabbard sobre el reciente bombardeo israelí de Gaza, muchos íconos progresistas reputados han demostrado ser inconsistentes (para decirlo suavemente) y poco fiables en su defensa de Palestina en la política estadounidense.» [y de todo Occidente, agregaría yo.]

Los otros judíos

El filósofo francés Jean-Paul Sartre era famoso por sus posiciones anticoloniales, pero titubeó cuando se trataba de la ocupación israelí de Palestina. ¿Por qué luchó por ser coherente, y qué nos dice eso sobre los intelectuales “progresistas excepto para Palestina” de hoy?

Por Ruqaiyah Zarook.
 
En 1979, Edward Said, relativamente joven, conoció al legendario filósofo Jean-Paul Sartre y quedó muy decepcionado. Todo lo relacionado con su encuentro fue diseñado para ser impresionante: tuvo lugar en un coloquio organizado por la revista francesa Le Temps Modernes, en la casa “austera y crudamente blanca” del propio filósofo Michel Foucault. Cuando Said recibió la invitación (de Sartre y de la igualmente famosa Simone de Beauvoir) no la creyó: en un ensayo de London Review of Books, publicado 21 años después, Said reflexionó: “Al principio pensé que el cable era una broma de algún tipo. Bien podría haber sido una invitación…

Ver la entrada original 4.028 palabras más

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania. Es columnista del portal Desinformémonos, corresponsal del semanario Brecha y escribe en varios medios independientes y alternativos.
Esta entrada fue publicada en BDS, Gaza, Masacres israelíes, Naksa, P.E.P., sionismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.