Israel: segregación, discriminación y desplazamiento forzado (según el comité CERD de la ONU)

 Por Ben White

 

The Independent, 21/3/2012
Traducción: María Landi
 
 

Esto es Israel en 2012, según un alto órgano de Naciones Unidas. Usando un lenguaje insólitamente fuerte, el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD)criticó las políticas de Israel calificándolas de “apartheid” en las observaciones hechas públicas al término de la revisión periódica de ese país.

Reafirmando los análisis que los defensores de Israel habitualmente intentan desestimar acusándolos de mentirosos o de exceso de retórica, el CERD criticó a Israel por violar el derecho a la igualdad en numerosas áreas de sus políticas. El comité describió la “segregación entre las comunidades judías y no judías”, la falta de “igual acceso a la tierra y la propiedad”, y “la persistente política de demoliciones de casas y desplazamiento forzado de las comunidades indígenas beduinas” en el desierto del Negev [Naqav].

El comité subrayó la ausencia de “prohibición de la discriminación racial” en la Ley Básica de Israel. También políticas más recientes que afectan a lxs ciudadanxs palestinxs de Israel, como las restricciones a la unificación familiar, fueron objeto de extensas críticas por parte del CERD.

Las observaciones del comité abarcaron también las políticas de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados, mostrando así que los mismos patrones discriminatorios se dan a ambos lados de la Línea Verde. Las colonias israelíes en Cisjordania fueron consideradas parte de un régimen de “segregación de facto” lo suficientemente grave como para que el CERD considerara necesario recordarle a Israel la “prohibición” de emplear políticas de “apartheid”.

Según el Dr. David Kreane, catedrático de Derecho en la universidad de Middlesex y autor de “Discriminación de casta en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos”, ésta constituye “la condena más tajante del CERD a un sistema legal de segregación desde la Sudáfrica del apartheid”.

Las conclusiones del CERD están en la línea de los informes sobre Palestina/Israel elaborados por respetadas organizaciones y observadores de derechos humanos. El mes pasado, la Relatora Especial de la ONU sobre el derecho a la vivienda digna, Raquel Rolnik, afirmó al concluir una visita a Palestina/Israel que había sido testigo de “un modelo de desarrollo de la tierra que excluye, discrimina y desplaza a las minorías”, incluyendo “la implementación de una estrategia de judaización y control del territorio”.

Human Rights Watch recientemente también condenó a Israel por su “control sobre el registro de la población palestina” y la forma en que éste ha sido manipulado por Israel para “excluir arbitrariamente a cientos de miles de palestinxs desde 1967”. En enero, el Coordinador de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU en los territorios palestinos ocupados afirmó que Israel está llevando a cabo una “destrucción a gran escala de hogares y medios de vida palestinos”.

Ésta es la rutina natural de todo régimen colonial; algo que de nuevo experimenté personalmente cuando hice mi último viaje a la región a comienzos de este mes. Permisos de pase y puestos de control, confiscación de tierras y asentamientos coloniales, expulsiones y programas de vivienda excluyentes. Cuando uno viaja a través de Palestina/Israel, se sorprende no sólo de ver cómo la solución de ‘dos Estados’ está muerta, sino también de cómo a lo largo de las décadas ha emergido de facto un solo Estado, que en todo el territorio entre el río Jordán y el Mediterráneo, controla la vida de la gente en base a un régimen etnocrático.

El gobierno israelí mantiene un sistema que, examinado a la luz de los hechos, es racista y discriminatorio, pues busca asegurar que la tierra, los recursos y ciertos privilegios sean reservados exclusivamente para la población judía, a expensas de la población palestina. El régimen se caracteriza por imponer una segregación física y burocrática que constituye una burla al Derecho Internacional.

Hasta que este racismo sistemático y atroz sobre el cual el CERD ha llamado la atención internacional sea impugnado, la paz será esquiva. Lxs palestinxs cuyos derechos básicos son negados -ya sean ciudadanxs en Galilea o estén bajo régimen militar en Belén- necesitan que la comunidad internacional vaya más allá de meremente informar sobre estas violaciones, y les ponga fin.

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén).
Esta entrada fue publicada en Apartheid, Colonias Israelíes ilegales, Demoliciones, Israel, Limpieza étnica, Resoluciones de la ONU y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Israel: segregación, discriminación y desplazamiento forzado (según el comité CERD de la ONU)

  1. jose farid polania puentes dijo:

    Quisiera poner en conocimiento de este importante portal algo que aqui en Colombia està sucediendo y es el proceso de desplazamiento que intenta hacer la Universidad de los ANDES CON UN PROYECTO ACOMODADO de renovaciòn urbana que puede desplazar a varias familias de escasos recursos econòmicos todo con el ùnico propòsito de mejorar sus instalaciones.

    • María Landi dijo:

      José: este no es un portal importante, lamentablemente. Es apenas un blog personal sobre Palestina. Por lo tanto, está limitado a esa temática y no puede absorber otros temas/países/regiones. Me imagino que hay quienes están poniendo esa grave información sobre Colombia en conocimiento de los organismos de DDHH internacionales, tanto no gubernamentales como del sistema de Naciones Unidas y la CIDH/OEA. Buena suerte con esa lucha!

  2. jose farid polania puentes dijo:

    No es justo que a una poblaciòn se le quiera desplazar de sus viviendas como es elcaso de los Beduinos.Nos solidarizamos con esta poblaciòn para que no sea desplazada y desde Colombia le brindamos solidaridad y apoyo para que se queden en sus viviendas ancestrales.Saludos y abrazos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s