La última toma del camarógrafo Jaled Hamad


Este mes de julio se recuerda el segundo aniversario del último y más brutal ataque israelí sobre la bloqueada población palestina de la Franja de Gaza. Muchos han sido los análisis, informes y reportajes gráficos para recordar la masacre de 2200 personas en 51 días (557 de ellas, niñas y niños), encerradas y bombardeadas en una de las zonas más densamente pobladas del mundo. Y para denunciar la impunidad que persiste, no sólo de esos crímenes de guerra sino también del bloqueo que continúa impidiendo la reconstrucción de la destruida Gaza y la sobrevivencia de su población. 

Entre esos muchos materiales, elegí compartir este documental de 45 minutos de Al Jazeera, realizado por el joven documentalista Alaa Aloul (que aparece al final mostrando la cámara destruida de su colega asesinado). En él podemos ver las dramáticas imágenes registradas por el camarógrafo Jaled Hamad (26) aun después de caer abatido por un misil en el barrio de Shuyaiya, junto al paramédico Fouad Jaber (27). También se ve la muerte del periodista Rami Rayan. La madre y el padre de Jaled y el de Fouad, las jóvenes esposas de Rami y Fouad y sus compañeros dan testimonio de la inmensa valentía y generosidad con que tantos jóvenes gazatíes enfrentaron la muerte y el peligro para salvar las vidas de sus compatriotas o para documentar la masacre. También dan cuenta del profundo dolor y el vacío que su pérdida ha dejando en sus vidas. No es necesario saber árabe o inglés para percibir la tragedia y la grandeza de estas vidas palestinas tronchadas -entre tantas miles- por la máquina de muerte sionista.

 

Enseñaremos a las generaciones futuras cómo llevar nuestro mensaje al mundo.”
Hamed al-Shobaky, camarógrafo palestino de Gaza.

 

El 8 de julio de 2014, Israel lanzó la Operación Margen Protector, supuestamente destinada a detener el lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia los territorios ocupados [Israel].

Uno de los barrios más densamente poblados de la Franja de Gaza, Shuyaiya, fue prácticamente destruido por Israel, alegando que era el sitio de los “túneles del terror” de Hamas.

El ataque comenzó a última hora del 19 de julio; fue el inicio de 24 horas de bombardeo aéreo y fuego de artillería sostenidos.

Un oficial del ejército estadounidense que habló con Al Jazeera dijo que 11 batallones de la artillería israelí lanzaron alrededor de 7.000 proyectiles sobre Shuyaiya durante ese período de 24 horas, en el que al menos 65 personas palestinas resultaron muertas y 288 heridas.

Un paramédico reportó más de 200 llamadas de auxilio en el pico del ataque; virtualmente una llamada desde cada una de las casas ubicadas en las calles bombardeadas.

Los servicios de emergencia respondieron a cada llamada con escasa consideración por su propia seguridad.

En esta película, el camarógrafo Jaled Hamad se une a los paramédicos locales en Shuyaiya cuando asisten a los muertos y heridos durante el pico de la incursión. Arriesgando su vida, documenta las atrocidades cometidas contra la población civil en ese vecindario.

Varios periodistas murieron. El reportero gráfico Rami Rayan murió mientras registraba  imágenes en un concurrido mercado adonde la población local salió para abastecerse durante una breve tregua humanitaria.

Conociendo los riesgos, Hamad continúa filmando hasta que su cámara captura dramáticamente la incursión en la que él y el paramédico Fouad Jaber quedaron bajo ataque directo.

Paramédicos, colegas periodistas y familiares de Hamad sostienen que Israel apuntó a los periodistas para tratar de limitar el registro documental de lo que la población de Gaza describió como una “masacre”.

Muchas de las imágenes en la película son de Hamad; su cámara no deja de registrar, incluso después de que él ha sido abatido, y sigue filmando por largo rato después de su último aliento.

 

Publicado en Al Jazeera el 20/7/16. Traducción: María Landi.

 

Publicado en Armamento israelí, Gaza, Hamas, Israel, Limpieza étnica | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

24-25 de junio: días de acción por la libertad de Bilal Kayed y por el fin de la detención administrativa

Acción global por el fin de la práctica de “detención administrativa” (arbitraria e indefinida, sin cargos ni juicio) que Israel está imponiendo a más de 700 presos y presas palestinas.

Los otros judíos

free-bilal-big

Este llamamiento está abierto a la adhesión de organizaciones. Por favor, usen este formulario o escriban asamidoun@samidoun.net para adherirse.

French | German | Greek | Italian | English | Turkish | Czech | Dutch

El 13 de junio, estaba previsto que el preso político palestino Bilal Kayed fuera liberado, después de 14 años y medio en las cárceles israelíes. Su familia estaba esperándolo, al igual que sus compañeros y amigos. Sin embargo, Bilal nunca llegó; en lugar de liberarlo, el sistema militar israelí ordenó ponerlo en “detención administrativa” por 6 meses, sin cargo ni juicio. En consecuencia, el 15 de junio Kayed empezó una huelga de hambre indefinida para exigir su libertad y el fin de la detención administrativa.

Bilal Kayed (35) es uno de los aproximadamente 750 presas y presos palestinos retenidos sin cargo ni juicio, sobre…

Ver la entrada original 1.090 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los palestinos: un pueblo de refugiados fuera y dentro de Palestina

José Ernesto Schulman, argentino de origen judío, defensor de DD.HH. y fundador de la Liga Argentina por los DD.HH., participó con otras personas latinoamericanas de una delegación que visitó Palestina ocupada en la segunda mitad de mayo.

De su visita surgieron estas Crónicas palestinas que pueden leerse en su blog. Aquí reproduzco una, pero todas valen la pena, no sólo por tratarse de un testimonio de primera mano, sino también por su claridad didáctica y minuciosa. Recomiendo leerlas todas directamente en su blog.

Seguramente José sintió, al igual que todas las personas que hemos estado en los territorios ocupados, que nada que hubiera leído o escuchado lo podía preparar para la experiencia brutal de conocer directamente el perverso sistema de ocupación colonial y apartheid que domina la vida del pueblo palestino desde la cuna hasta la sepultura. Y al conocerlo, seguramente experimentó también el asombro y la admiración por la capacidad infinita de resistencia de ese pueblo al que los sionistas están tratando de hacer desaparecer desde hace aproximadamente un siglo, pero sobre todo las últimas siete décadas.

Crónicas del Nuevo Siglo de José Ernesto Schulman

Las políticas cotidianas expulsivas que vimos en acción

Cuando uno circula por Palestina siente que camina por el sitio justo donde se cruzan la historia de Occidente y de Oriente. Allí han ejercido dominios toda clase de imperios y proyectos coloniales.  Contar su historia de un modo objetivo requeriría separarse de los tres relatos religiosos universales: el cristiano, el Islam y el judío.

No es mi intención, ni está remotamente dentro de mis posibilidades, realizar alguna discusión histórica o bíblica;  aunque el ocupante actual, el Estado de Israel, sus fuerzas políticas hegemónicas (la derecha ultra religiosa y la derecha de origen sionista, liberal  en la acepción imperial o yanqui) recurren constantemente al argumento bíblico, pretendidamente “una verdad inapelable” porque es “palabra de Dios”, como argumento de legitimación de su supuesta “propiedad” histórica.

Simplificando hasta el extremo, el discurso de justificación de la usurpación del territorio palestino, y por ende de…

Ver la entrada original 2.870 palabras más

Publicado en América Latina, Apartheid, autodeterminación, Checkpoints, Colonias Israelíes ilegales, Demoliciones, Derecho Internacional, Israel, Jerusalén Este, Limpieza étnica, Muro de Apartheid, Nakba, Naksa, Refugiados/as, Resoluciones de la ONU, sionismo, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Combatir a las fuerzas de ocupación israelíes es “terrorismo”. Boicotear a Israel es “antisemitismo”. ¿Qué es lo que está permitido entonces?  

 

Soldados israelíes junto al cuerpo de un palestino asesinado a tiros por un soldado mientras yacía herido en el suelo después de un ataque con cuchillo en Hebrón, Cisjordania,  el 24/3/16. (AP).


Glenn Greenwald*

 

Que “terrorismo” es un término de propaganda maleable, sin significado fijo o aplicación coherente, es algo ahora bastante reconocido. Aun así, su reciente aplicación para referirse a la ola de violencia contra los soldados de ocupación israelíes en Cisjordania es una manipulación tan extrema que merece la pena destacarlo.

Israel ha ocupado militarmente Cisjordania durante décadas (técnicamente también sigue ocupando Gaza, como lo demuestra este video de dos minutos). La “ocupación [de Cisjordania] es ilegal según el derecho internacional, y la ONU le ha dicho en repetidas ocasiones a Israel que debe retirarse del territorio palestino”. Aun los ardientes defensores de Israel admiten que “Cisjordania está bajo un régimen de ocupación beligerante” y “la empresa colonizadora de Israel es, y siempre ha sido, incuestionablemente ilegal según el derecho internacional”. A pesar de este consenso mundial, las colonias israelíes continúan creciendo aceleradamente. Israel no participa en ningún esfuerzo significativo para negociar un acuerdo destinado a poner fin a la ocupación, y los principales ministros israelíes hoy en día se oponen abiertamente a tales esfuerzos.

En respuesta a esto, en el último año ha habido una serie de ataques de palestinos y palestinas contra soldados de la ocupación en Cisjordania. En la prensa israelí y estadounidense, los palestinos que atacan a los soldados ocupantes son invariablemente llamadosterroristas“, y sus ataques son denunciados como “terrorismo” (“Los dos soldados fueron apuñalados mientras estaban en un puesto de guardia en la colonia de Har Bracha, situada en el norte de Cisjordania (…) Las tropas estaban buscando a los terroristas”).

Extracto del portal israelí de noticia Ynet (versión digital del diario Yedioth Aharonot).

Extracto del portal israelí de noticia Ynet (versión digital del diario Yedioth Aharonot).

Para aquellos (como yo) que durante mucho tiempo hemos sostenido que el término “terrorismo” significa hoy en día muy poco más que “la violencia de los musulmanes contra Occidente y sus aliados”, y no tiene otro propósito que deslegitimar la violencia de un lado mientras se legitima la del otro lado, ¿puede haber mejor prueba que esto?

Por supuesto, ha habido ataques palestinos contra civiles israelíes[1] (aunque muchos más civiles palestinos han muerto a manos del ejército israelí); pero en esos casos específicos, los palestinos están atacando objetivos puramente militares, no civiles. Esos objetivos militares son soldados desplegados en su territorio como miembros de un ejército de ocupación ilegal. ¿En qué sentido se puede concebir como “terrorismo”? Si ahora luchar contra un ejército de ocupación es “terrorismo” simplemente porque el ejército pertenece a Israel y los atacantes son palestinos, ¿no resulta tremendamente obvio que se está explotando el término?

EE.UU. frecuentemente ha hecho lo mismo: invade y ocupa países como Irak y Afganistán, y luego etiqueta a todos los que luchan contra su ejército de ocupación como “terroristas”, incluso poniendo a algunos en Guantánamo. Del mismo modo, los ataques contra bases militares de EE.UU., del Reino Unido y otros países occidentales son calificados rutinariamente como “terrorismo“.

No hace falta decirlo: los estadounidenses y los israelíes (junto con muchos otros países) se reservan para sí el derecho absoluto de luchar contra cualquier ejército extranjero que ocupe su tierra. En efecto, en los años Ochenta Hollywood produjo una película llamada Amanecer Rojo, que imaginaba la ocupación de los EE.UU. por la Unión Soviética y sus aliados nicaragüenses y cubanos. Contaba la historia de los heroicos ciudadanos estadounidenses, liderados por estudiantes de secundaria, que libraban una guerra de guerrillas contra las tropas de ocupación, matando a docenas y docenas de ellas. Imaginen la confusión generalizada y la indignación resultante si alguien hubiera acusado a los realizadores de glorificar el “terrorismo”, satanizando a los ficticios estadounidenses de la resistencia como “terroristas”:

La película fue actualizada en 2012 con una secuencia que presenta a “un grupo de héroes [estadounidenses]” que libran una guerra de guerrillas contra fuerzas de Corea del Norte que invadieron y ocuparon EE.UU. (la película originalmente presentaba a los héroes locales atacando y matando a un ejército de ocupación chino, pero en la posproducción los productores cambiaron la procedencia de los ocupantes por Corea del Norte, a fin de asegurarse el acceso a los cines chinos):

Cuando los estadounidenses resisten una ocupación militar luchando contra las tropas de ocupación en su suelo, son nobles héroes. Pero cuando los palestinos hacen lo mismo, son “terroristas”. Este discurso equipara por decreto con Al Qaeda y el Dáesh a los palestinos que resisten luchando contra un ejército de ocupación, y por lo tanto postula que cualquier uso de la fuerza por parte de los palestinos para resistir la ocupación israelí es ilegítimo –incluso cuando se hace en suelo palestino y dirigido exclusivamente a objetivos militares israelíes.

Así que si la resistencia violenta es “terrorismo” ilegítimo, ¿qué pasa con las otras alternativas para resistir una ocupación ilegal que lleva ya muchas décadas y está en permanente expansión? La vía no violenta abrazada por las y los activistas palestinos y sus aliados anti-ocupación en todo el mundo es una campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS) dirigida hacia Israel, y está inspirada en la campaña que ayudó a terminar con el régimen de apartheid en Sudáfrica en la década de 1980 (un régimen que, por cierto, era un aliado cercano tanto de EE.UU. como de Israel).

Pero también hay una campaña muy exitosa de Israel y sus aliados en EE.UU. no sólo para decretar que esta campaña no violenta de boicot es ilegítima, sino para literalmente ilegalizarla. Los gobiernos están promulgando normas para censurarla y suprimirla oficialmente, asimilándola con “antisemitismo”;  y eso a pesar de que, como escribió el ferviente partidario de Israel Eric Alterman en el New York Times esta semana, la campaña “está llena de jóvenes judíos”.

The Intercept y otros medios han informado reiteradamente sobre las acciones oficiales de gobiernos y universidades para prohibir el activismo por BDS, igualándolo con “antisemitismo”[2]. En California, los dirigentes del sistema universitario más grande del país acaban de promulgar una resolución dando a entender claramente que el BDS es antisemita, y por lo tanto viola las normas universitarias. En Nueva York la semana pasada, decenas de legisladores estatales, de ambos partidos, han exigido que se le quite la financiación a un grupo pro-palestina en CUNY [Universidad de la Ciudad de Nueva York], una movida denunciada por el grupo de libertad de expresión FIRE en el campus. Estando en campaña electoral, el primer ministro canadiense Justin Trudeau anunció que el BDS “no tiene lugar en las universidades canadienses”. En Francia, las personas están siendo literalmente arrestadas como delincuentes bajo la ley que penaliza el “discurso de odio” por vestir camisetas que llaman al BDS. En el Reino Unido se han aprobado medidas para prohibir legalmente el apoyo a tales movimientos de boicot. Leyes y proyectos de ley en Israel prohíben promover el BDS, y a sus simpatizantes se les prohíbe entrar en Israel.

Así que miren lo que pasa aquí. Cuando los palestinos luchan contra las tropas de ocupación en su suelo, son denunciados  –y a menudo asesinados –  como “terroristas”. Mientras tanto, la campaña no violenta para poner fin a la ocupación a través de un boicot al estilo de Sudáfrica  es demonizada como “antisemitismo” y oficialmente prohibida  –censurada–  de muchas formas, en muchos países del mundo.

Entonces si la lucha contra las fuerzas de ocupación israelíes es prohibida como “terrorismo”, y los boicots no violentos contra Israel son prohibidos como “antisemitismo”, ¿cuál sería la forma legítima para que el pueblo palestino y sus aliados resistan y acaben con décadas de ocupación ilegal israelí? La respuesta es: ninguna. A las y los palestinos se les quiere obligar a someterse a la ocupación israelí, cuando ninguna de las personas que se los exige aceptaría jamás la ocupación de su tierra. Todas las formas de resistencia a la ocupación israelí están consideradas ilegítimas. Ese es, claramente, el punto central de todo este asunto.

 

Protesta ciudadana en el Estado de Nueva York contra el decreto de ilegalización del BDS:

NOTAS de la traductora
[1] Esto fue escrito antes del atentado del 7 de junio en Tel Aviv, que dejó a cuatro personas civiles muertas.
[2] Este artículo es anterior también a la resolución del gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, quien el 5 de junio (cuando se conmemoraban 49 años de la ocupación ilegal israelí de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este) prohibió a todas las instituciones públicas del estado que aportar dinero público a quienes pretendan imponer un boicot o sanciones económicas contra Israel. La medida ha sido duramente calificada como macartista y en violación del derecho constitucional a la libre expresión, y como tal ya está siendo impugnada legalmente. En el Estado de Nueva York vive la mayor comunidad judía de EE.UU.
* Glenn Greenwald es un abogado constitucionalista y periodista estadounidense, co-fundador de The Intercept y autor de cuatro best-sellers sobre derecho y política. Su libro más reciente, No place to hide, trata sobre la vigilancia gubernamental en EE.UU. y su experiencia informando sobre los documentos de Snowden en todo el mundo. Ha recibido numerosos premios de periodismo de investigación (incluido el Pulitzer en 2014 por su trabajo de investigación para The Guardian).
 Publicado en The Intercept el 3/4/16. Traducción: María Landi.
Publicado en Apartheid, autodeterminación, BDS, Colonias Israelíes ilegales, Derecho Internacional, Ejecuciones extrajudiciales, Israel, Proceso de paz, Resoluciones de la ONU | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

49 hechos sobre la ocupación en Cisjordania y en la Franja de Gaza

Ben White

 

Esta semana marcó el 49 aniversario de la ocupación militar israelí en Cisjordania y en la Franja de Gaza. Así que aquí están los 49 hechos acerca de un régimen militar que ha durado casi medio siglo.

1.- Cisjordania – incluida Jerusalén Este – y la Franja de Gaza en conjunto constituyen los Territorios Palestinos Ocupados (TPO), que han estado bajo ocupación militar israelí desde junio de 1967.

2.- Antes de la ocupación israelí, Cisjordania estaba controlada por Jordania y la Franja de Gaza por Egipto.

3.- Antes de que el Estado de Israel fuese establecido en 1948, Cisjordania y la Franja de Gaza eran simplemente partes del Mandato de Palestina; sus ”fronteras” son el resultado de la expansión israelí y las líneas del armisticio de 1949.

4.- 300.000 palestinos y palestinas en Cisjordania y en la Franja de Gaza se convirtieron en refugiados durante la conquista de Israel en junio de 1967; la gran mayoría no pudieron regresar.

5.- En 1967, las fuerzas israelíes realizaron una limpieza étnica y destruyeron varios poblados en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO), incluyendo Imwas, Beit Nuba, y otros.

6.- Por una extraña coincidencia de la historia, la ocupación militar de los TPO comenzó no mucho después de que en Israel se levantara formalmente el régimen militar sobre las y los ciudadanos palestinos, en diciembre de 1966.

7.- Por lo tanto, durante toda su existencia el Estado de Israel ha sometido a la población palestina (ciudadanos de Israel y no ciudadanos) a vivir bajo un régimen militar, excepto durante seis meses.

8.- Uno de los primeros actos de las autoridades israelíes en la Ciudad Vieja de Jerusalén Este fue demoler el Barrio de los Magrebíes, expulsando a 600 residentes y destruyendo 135 casas.

9.- En el lugar donde estaba el Barrio de los Magrebíes (con 800 años de antigüedad), Israel creó la Plaza del Muro Occidental [o Muro de los Lamentos].

10.- La primera colonia judía en Cisjordania se estableció en septiembre de 1967, con el apoyo del gobierno entonces liderado por el partido Laborista.

11.- Todas las colonias israelíes en los TPO son ilegales según el derecho internacional, y constituyen una violación de la IV Convención de Ginebra.

12.- En un memorando secreto de 1967, un asesor jurídico del gobierno israelí confirmó la ilegalidad de las colonias civiles en los TPO.

13.- En 1972, había ya unos 10.000 israelíes viviendo en las colonias ilegales dentro de los TPO.

14.- En 1974-1975, Israel estableció Maale Adumim, situada en Cisjordania, al este de Jerusalén. Ahora es la mayor colonia israelí en términos de superficie.

15.- En la actualidad hay 125 asentamientos autorizados por el gobierno israelí en los TPO, además de aproximadamente otros 100 no autorizados, llamados  “puestos de avanzada”.

16.- Hay alrededor de 400.000 israelíes viviendo en las colonias ilegales de Cisjordania ocupada.

17.- Esto no incluye a los residentes de las colonias establecidas en Jerusalén Este, que son más de 200.000.

18.- Los israelíes han votado en 14 elecciones nacionales desde junio de 1967. A diferencia de los colonos, la población palestina que vive en los TPO no ha podido votar en ninguna de esas 14 elecciones.

19.- Según la ONU, en los últimos diez años ha habido 2.598 actos de violencia de los colonos israelíes contra la población palestina.

20.- Uno de los métodos adoptados por las autoridades israelíes durante estas décadas para colonizar las tierras de Cisjordania ha sido la legislación sobre el suelo de la era otomana, que se remonta a 1858.

21.- A mediados de la década de 1980, la tierra cultivada palestina en Cisjordania se había reducido en un 40%.

22.- En 1991, Israel comenzó a exigir a las y los palestinos que aspiran a entrar a Israel desde los TPO un permiso individual.

23.- Más de 500 obstáculos físicos, incluidos checkpoints (puestos de control) y montículos de tierra, restringen la libertad de movimiento de la población palestina en toda Cisjordania.

24.- En 2003, Israel comenzó a construir el Muro de Apartheid en Cisjordania y Jerusalén Este. Alrededor del 85% de la ruta total (construida y proyectada) del Muro se encuentra dentro de los TPO.

25.- En 2004, la Corte Internacional de Justicia de La Haya emitió una opinión consultiva en la que declara que la construcción del Muro en los TPO es “contraria al derecho internacional”.

26.- Unos 82.000 colonos viven al este del Muro de Apartheid; añadiendo a Ariel, un importante bloque de colonias en el norte de Cisjordania, el total es de alrededor de 100.000 colonos.

27.- La Franja de Gaza alberga a alrededor de 1,8 millones de personas palestinas; alrededor del 70% están registradas ante la ONU como refugiadas, ya que fueron expulsadas de sus hogares por Israel en 1948 (o son sus descendientes).

28.- Durante décadas, Israel mantuvo una presencia armada permanente en Gaza, expropió tierras y construyó colonias para una población de colonos que se elevó a más de 8.000.

29.- En 2005 Israel retiró a esos colonos y replegó sus tropas hacia la cerca construida  en el perímetro de la Franja.

30.- La Franja de Gaza sigue bajo ocupación israelí; junto con Cisjordania y Jerusalén Este, forma parte de una sola entidad territorial (los Territorios Palestinos Ocupados).

31.- Esto se afirmó en la resolución 1860 del Consejo de Seguridad de la ONU en 2009, y también lo sostuvo en noviembre de 2014 la Oficina de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya.

32.- En 1967 Israel amplió los límites municipales de Jerusalén para incluir nuevos territorios ocupados; este acto de anexión nunca ha sido reconocido por la comunidad internacional.

33.- Un tercio del territorio anexado fue expropiado; para el año 2001, Israel había construido unas 47.000 viviendas para población judía en esa tierra expropiada.

34.- La inmensa mayoría de las y los palestinos de Jerusalén son residentes permanentes, no ciudadanos. En 2014, Israel revocó el estatus de residencia de 107 residentes palestinos de Jerusalén.

35.- La población palestina sufre una política de discriminación en el acceso al agua, impuesta por las autoridades israelíes.

36.- Israel aplica un sistema legal dual en los TPO: tribunales civiles para los 600.000 colonos, y tribunales militares para 4,5 millones de palestinos y palestinas. Estos últimos tienen una tasa de condena del 99,74%.

37.- En los TPO, el ejército israelí encarcela a las y los palestinos sin cargos ni juicio,  por períodos renovables de seis meses. De un total de 7.000 presas y presos políticos palestinos, hay actualmente 715 en esta situación [“detención administrativa”].

Saker Jaabis sentado en los escombros de su casa en Jabel Mukaber en Jerusalén, demolida por las autoridades israelíes.

38.- Desde 1967, las autoridades israelíes han demolido cientos de viviendas palestinas como una medida de castigo colectivo.

39.- Muchas otras estructuras palestinas son demolidas por las fuerzas israelíes por carecer de permiso de construcción; esto se debe a que más del 95 por ciento de las solicitudes de permisos palestinos son rechazadas.

40.- En lo que va de 2016 hasta la fecha (6 de junio), las autoridades militares israelíes han demolido 625 estructuras palestinas.

41.- Durante la primera Intifada (1987-1993), las fuerzas israelíes mataron a más de 1.000 personas palestinas; una de cada cinco de ellas eran niños y niñas.

42.- En los primeros días de la Segunda Intifada [2000-2005], el ejército israelí disparó 1,3 millones de balas.

43.- En seis ofensivas militares entre los años 2006 y 2014, Israel asesinó a 1.097 niñas y niños palestinos en la Franja de Gaza.

44.- En Cisjordania, las fuerzas de ocupación israelíes asesinaron a 137 palestinos en el año 2015, y a 56 en 2014. Durante el mismo período de dos años, las fuerzas israelíes también hirieron a 19.950 personas en Cisjordania.

45.- Los Acuerdos de Oslo, firmados en la década de 1990, crearon la Autoridad Palestina (AP), que regula algunos aspectos de la vida de la población palestina, en algunos de los TPO.

46.- Los acuerdos dividieron a los TPO en zonas A, B y C. Los territorios de las zonas A y B no son contiguos, y consisten en 227 áreas separadas, con diferentes grados de control civil de la Autoridad Palestina.

47.- Alrededor del 60% de Cisjordania [la zona C] permanece bajo total control civil y militar de Israel. Sin embargo, incluso en el resto de Cisjordania el ejército israelí lleva a cabo incursiones a voluntad.

48.- Según Human Rights Watch: “Los palestinos y palestinas se enfrentan a una discriminación sistemática simplemente por razón de su raza, etnia y origen nacional”. Amnistía Internacional está de acuerdo.

49.- En 2012, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU afirmó que las políticas israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados violan la prohibición de “segregación racial y apartheid.”

Fuente: 49 facts about Israel’s occupation of the West Bank and Gaza Strip (Middle East Monitor).  Traducción: Palestinalibre.org (editada por María Landi) –   * Puedes seguir al autor en Twitter en @benabyad

 

Publicado en Acuerdos de Oslo, Apartheid, autodeterminación, Checkpoints, Colonias Israelíes ilegales, Demoliciones, Derecho Internacional, Ejecuciones extrajudiciales, Israel, Jerusalén Este, Limpieza étnica, Muro de Apartheid, Nakba, Naksa, presos políticos palestinos, Proceso de paz, Refugiados/as, Represión/protestas noviolentas, Resoluciones de la ONU, sionismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Documental “Ocupación 101”

«Ocupación 101» es un documental de 2006 (pero totalmente vigente) que presenta un análisis sistemático de la historia, los hechos y las verdades escondidas que roden la cuestión Palestina-Israel, y devela muchos de los mitos y concepciones erróneas asumidos por largo tiempo.

La película también detalla la vida bajo el régimen militar israelí, el papel de EEUU en el conflicto y los principales obstáculos que impiden una paz duradera y viable.

FICHA TÉCNICA:
Título original: Occupation 101.
Año: 2006
Duración: 90 minutos.
País: Palestina.
Directores: Abdallah Omeish, Sufyan Omeish.
Guión: Abdallah Omeish, Sufyan Omeish.
Música: Al Nakari,Eric Olsen.
Fotografía: Abdallah Omeish, Sufyan Omeish.

 

 

 

Publicado en Acuerdos de Oslo, Apartheid, autodeterminación, Checkpoints, Colonias Israelíes ilegales, Cristianas/os Palestinas/os, Demoliciones, Derecho Internacional, Gaza, Intifada, Israel, Jerusalén Este, Limpieza étnica, Muro de Apartheid, Nakba, Naksa, presos políticos palestinos, Proceso de paz, Refugiados/as, Represión/protestas noviolentas, Resoluciones de la ONU, sionismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Video: Nuevas imágenes muestran la manipulación en asesinato de un joven palestino

Nuevas imágenes de video han salido a la luz, donde se puede observar a un conductor de ambulancia israelí patear un cuchillo cerca al cuerpo de Abdul Fattah al-Sharif, un joven palestino cuya asesinato cometido por un soldado israelí en marzo fue captado en video, lo que provocó la indignación internacional. Soldados de las FDI […]

Publicado en “Palestina Libre”, reblogueado desde “Los Otros Judíos”:  Video: Nuevas imágenes muestran la manipulación en asesinato de un joven palestino — Los otros judíos

Publicado en Ejecuciones extrajudiciales, Israel, Represión/protestas noviolentas, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario