Israel por encima de la ley: grupo palestino condena los intentos israelíes para obstruir la justicia

María Landi:

Declaración del Consejo Palestino de Organizaciones de DDHH ante los intentos de Israel de obstaculizar la investigación de la ONU sobre los crímenes de guerra cometidos en Gaza en 2014:
“Israel ha obstaculizado de forma sistemática los trabajos del Consejo de Derechos Humanos y otros mecanismos de la ONU. Solo en los últimos años, por ejemplo, Israel ha negado la entrada en los territorios palestinos ocupados en 1967 a la Relatora Especial de la ONU sobre la violencia contra las mujeres, Rashida Manjoo, y al Relator Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados en 1967, Makarim Wibisono. La falta de cooperación con los mecanismos de la ONU es un problema permanente e incluye desde la negativa de permitir la entrada en los territorios palestinos ocupados a las autoridades de la ONU y expertos internacionales, hasta la decisión de suspender todo contacto con los organismos de la ONU, como se hizo en mayo de 2012, cuando Israel suspendió sus contactos con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, el Consejo de Derechos Humanos y sus mecanismos.”

Originalmente publicado en Disenso:

El Consejo Palestino de Organizaciones de Derechos Humanos (CPODH) ha condenado en los términos más severos el último intento de Israel de obstruir el trabajo de los mecanismos internacionales de la justicia y la protección de los derechos humanos en sus investigaciones de las violaciones israelíes del derecho internacional contra la población palestina.

La última farsa inventada por Israel ha sido un intento de acabar con la investigación que está realizando una comisión de la ONU de las violaciones del derecho internacional que se hayan podido cometer en los territorios palestinos ocupados, con motivo de las operaciones militares que tuvieron lugar a partir del 13 de junio de 2014, y que se traducirá en un informe que se hará público el próximo mes de marzo.

En este caso, Israel ha pretendido ocultar los crímenes de guerra cometidos contra el pueblo palestino el verano pasado al acusar al presidente de la…

Ver original 1.023 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cómo un criminal de guerra puede vetar la ayuda a Gaza

María Landi:

Raji Sourani (Director del prestigioso Centro Palestino de DDHH, en Gaza) afirmó que la conferencia de El Cairo para la reconstrucción de Gaza significó la institucionalización internacinoal del bloqueo israelí. Allí se le confió a Israel, la potencia responsable del bloqueo y de la reciente y brutal destrucción de Gaza, la supervisión (y el negocio) de la reconstrucción. Como afirmó otro activista palestino, ¿por qué Israel no va a lanzar otro ataque sobre Gaza, si le resulta un negocio lucrativo y no tiene que pagar ningún precio por sus crímenes?
David Cronin reflexiona: “Hace seis años, Mordejai ayudó a destruir Gaza. Sin haber demostrado jamás el menor remordimiento por ese crimen de guerra, ahora forma parte del equipo internacional que ha de determinar cómo ha de reconstruirse lo que él intentó destruir.” (Traducido y publicado por Javier Villate en su blog Disenso).

Originalmente publicado en Disenso:

David Cronin

Fuente: How a war criminal can veto aid to Gaza, The Electronic Intifada, 4/02/2015

¿Se le ha dado a un criminal de guerra israelí el poder de vetar qué ayuda puede entrar en Gaza?

A comienzos de esta semana, escribí sobre cómo Yoav Mordejai, un general que tomó parte en el ataque de 2009 contra Gaza, había sido invitado al Parlamento Europeo. Tras las quejas presentadas por activistas de la solidaridad con Palestina y algunos parlamentarios europeos, la comparecencia prevista de Mordejai fue cancelada ayer a última hora.

Sin embargo, se reunió con representantes de 28 gobiernos de la Unión Europea (UE). Es grotesco y lógico, al mismo tiempo, que estos diplomáticos recibieran a Mordejai.

Es grotesco porque al hacer eso, se le confirió un cierto grado de respetabilidad a pesar de sus crímenes contra la humanidad. Es lógico porque la UE es…

Ver original 690 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Israel atacó deliberadamente a la población civil de Gaza el verano de 2014, dice investigación

María Landi:

Un informe reciente elaborado por Physicians for Human Rights (organización de DDHH de Israel) en conjunto con otras organizaciones especializadas arribó a conclusiones abrumadoras desde el punto de vista de la magnitud de los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por Israel en la última operación masacre sobre Gaza, en julio-agosto 2014.
A continuación un resumen del informe realizado por Ben Norton para Mondoweiss y traducido por Javier Villate en su blog Disenso.

Originalmente publicado en Disenso:

Ben Norton

Fuente: Independent investigation details Israel’s deliberate targeting of civilians in Gaza, Mondoweiss, 29/01/2015

Una mujer palestina sentada sobre las ruinas de su casa destruida por los israelíes en Beit Hanún. (Foto: Reuters)

Una nueva misión de investigación independiente en Gaza ha detallado los asesinatos deliberados de civiles palestinos por parte de Israel en la campaña de bombardeos del verano de 2014, denominada operación Margen Protector. Los hechos documentados en la investigación incluyen el uso de escudos humanos, el asesinato de civiles a sangre fría, los ataques contra personal sanitario, etcétera.

El informe, de 237 páginas, está basado en trabajo de campo y la investigación llevada a cabo por Médicos por los Derechos Humanos – Israel (MDH-I), junto a otras organizaciones de médicos y de derechos humanos. Según sus propias palabras, MDH-I “contrató a ocho expertos médicos internacionales independientes, no afiliados a ningún partido israelí o…

Ver original 1.402 palabras más

Publicado en Derecho Internacional, Gaza, Israel, Limpieza étnica, Niños y niñas palestinas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

En el reino de la crueldad


Un día en el tribunal militar de Salem, Cisjordania ocupada


María Landi – 29/1/15


Treinta años después de que los últimos presos y presas políticas salieran de las cárceles de la dictadura que sufrió mi país, hoy volví a experimentar el calvario de la visita a un recinto militar; en este caso no la cárcel, sino el tribunal militar israelí de Salem, que ‘juzga’ –entre otros casos- a los cinco chicos de Hares[1].

 Llegué a Salem desde Yenín, donde me reuní con la madre de Ali Shamlawi –uno de los chicos- y su hermano Hakim para asistir a la audiencia mensual. El tribunal militar es un conjunto de instalaciones prefabricadas ubicadas en medio de las verdes tierras del norte de Cisjordania. Su estética agresiva contrasta dramáticamente con el paisaje de praderas, colinas, pastores con sus rebaños, campos cultivados y aldeas con sus mezquitas, que sobresalían en el cielo furiosamente azul de un soleado día de invierno.

Um Fadi en Londres, junio de 2014

Um Fadi, la madre de Alí Shamlawi, cuando viajó a Londres para hablar en el Parlamento británico (junio de 2014)

Decenas de mujeres, hombres y muchos jóvenes –nunca me acostumbro a la cantidad de jóvenes que hay en Palestina- hacían cola frente al primer recinto, donde se pasa la primera puerta-molinete controlada centralmente -iguales a las que hay en los checkpoints- y el detector de metales, después de dejar todas la pertenencias en un precario quiosco vecino que también ofrece café, cigarrillos y comestibles para las largas jornadas de espera (me sorprendió encontrar la misma ‘operativa’ que en las visitas a las cárceles de nuestro país). Después caminamos por largos pasillos –también iguales a los de los checkpoints- hasta llegar al segundo recinto, donde en una sórdida sala de espera la gente hace guardia junto al portón por donde se llama a los familiares del preso que va a tener audiencia. Las sesiones empiezan a las 9 de la mañana y la espera puede durar hasta las 4 de la tarde.

Una vez que entramos al segundo recinto –después de pasar los segundos molinete y detector de metales y la revisión física a manos de un soldado o soldada- y de entregar el documento de identidad, por fin accedimos a la ‘sala del tribunal: otro contenedor prefabricado, con luz artificial y sofocante por la exagerada calefacción. El ‘personal’ del tribunal lo formaban tres jueces, tres guardias con armas automáticas, dos actuarias, el fiscal y su equipo de cuatro personas, un traductor (que traducía perezosamente, de vez en cuando, algunas frases sueltas que hacían imposible para el acusado seguir el hilo del proceso en hebreo) y algunos otros que entraban y salían: todos vistiendo uniforme militar. La indiferencia y el aburrimiento eran la tónica dominante entre ellos, completamente ajenos al torrente de emociones que circulaba entre el preso y sus familiares apostados del otro lado de la baranda.

Ali Shamlawi (foto tomada en la cárcel en 2013)

Ali Shamlawi (foto tomada en la cárcel en 2013)

Alí ya estaba en la sala, y cuando nos vio entrar su rostro se iluminó: hacía 14 meses que no veía a su hermano Hakim, y apenas podía contener su alegría. Su sonrisa amplia y sus ojos brillantes eran como un grito estridente que desentonaba totalmente con el clima de la sala. Delgado, más alto y más maduro de como se lo ve en las fotos (acaba de cumplir 18 años; entró a la cárcel con 16), con el uniforme marrón de prisionero que claramente le quedaba chico, engrillado pero no esposado, no hacía más que sonreír a su madre y tratar de comunicarse con Hakim por señas y palabras sueltas. Mientras, una soldada rubia y un guardia de prisión los hacían callar y se paseaban o paraban entre ambos hermanos para obstaculizarles la visión mutua.

Suzane -una activista israelí que visita a las presas palestinas- también entró con nosotras, y fue quien nos tradujo después la discusión a la que asistimos durante casi 30 minutos entre el fiscal y el abogado de Alí (un palestino de Nazaret), únicamente sobre si se debía o no permitir la presencia de familiares en la sala, puesto que iba a declarar un agente del Shabak (policía secreta israelí) que participa en la ‘investigación’ del caso. Finalmente nos hicieron salir para un receso, diciendo que la audiencia tendría lugar un poco más tarde. Después de esperar por casi dos horas, volvieron a llamarnos y –para nuestra sorpresa- nos permitieron entrar. Esta vez vimos llegar a Ali engrillado y esposado, pero dispuesto a retomar el diálogo con su hermano a pesar del personal de seguridad. Su madre, que lo visitó en la cárcel de Megiddo[2] esta semana, dejó que los hermanos se pusieran al día, sobre todo porque a Hakim, igual que a los otros cuatro hermanos mayores, les niegan el permiso para visitarlo.

Una de las artesanías hechas por Ali para su madre

Una de las artesanías hechas por Ali en la cárcel para su madre

Pero tampoco esta vez hubo audiencia: después de una breve discusión entre jueces, abogado y fiscal, el tribunal anunció que la audiencia quedaba postergada para el jueves 5 de febrero, y la siguiente para el 12 del mismo mes. Nos hicieron salir sin más explicaciones y sin ninguna consideración hacia el tiempo y los sentimientos de Ali y su familia (menos aun a su presupuesto: habían viajado desde Hares en un taxi que cobra por el día, y Hakim había faltado a su trabajo en Ramala para poder ver a su hermano por unos minutos).

Aun acostumbrada desde hace dos años a los abusos y arbitrariedades, Um Fadi se veía afligida. El mismo Ali, cuando vio que la audiencia no tendría lugar, también perdió la sonrisa. Trató de despedirse acercándose lo más posible a su madre, a la que no ha podido tocar ni besar desde que fue arrestado (las visitas son a través de un vidrio y por teléfono). Al salir volví la cabeza para ver cómo se lo llevaban esposado y engrillado, con su uniforme de preso conmovedoramente estrecho para el estirón de sus flamantes 18 años.

Salimos del lugar dejando a muchas familias en la angustiosa espera de algo que, como todo el mundo sabe, no tiene nada que ver con un proceso para que se conozca la verdad y se haga justicia. Los tribunales militares no están hechos para eso, y menos los de una fuerza ocupante. Son un trámite que en lo formal busca darle algún viso de legalidad a la prisión masiva de palestinos, y en la práctica es una herramienta más para destruir al preso y a sus familiares.

En este contexto, el papel de los abogados se limita a negociar el arreglo menos perjudicial posible para sus defendidos: es decir, la menor cantidad de años de cárcel y la suma más baja de multa -porque siempre hay que pagar, y varios miles de dólares. En los últimos años, además, las condenas se han hecho más duras y las multas más altas.

Instalaciones del tribunal militar de Salem (fotos de activista anónima).

Los chicos de Hares van a cumplir en marzo dos años en la cárcel, acusados de un crimen en el que no hay pruebas ni testigos que los incriminen, y donde la denunciante ha cambiado su declaración más de una vez. Las audiencias mensuales (y separadas para cada uno de los cinco) durante todo este tiempo no han sido más que una mascarada que dura unos pocos minutos, en la cual sólo la fiscalía puede presentar pruebas y testigos, y se vuelve a citar para el mes siguiente, prolongando así la prisión de los chicos. Los cinco cumplieron la mayoría de edad en la cárcel, sin haber podido terminar la secundaria, viendo cómo su adolescencia quedó secuestrada, y temiendo por un futuro que podría mantenerlos encerrados por una o dos décadas, dependiendo únicamente de la habilidad de sus abogados para obtener el mejor arreglo posible -o más bien, el menos horrible.

Razones para preocuparse sobran. Un informe de UNICEF (2013) afirma que los niños palestinos son sistemáticamente torturados, mantenidos en aislamiento y forzados a firmar autoinculpaciones escritas en hebreo. En Cisjordania, mientras los colonos judíos están bajo la ley civil israelí, la población palestina está sometida al sistema militar, donde los niños son juzgados como adultos y las condenas por tirar piedras pueden llegar hasta 20 años. Según un informe del propio ejército israelí, la tasa de condena de los detenidos palestinos es 99,7 por ciento.

Suzane nos contó que iba a asistir a una manifestación en Tel Aviv por Malak Al-Khatib, una niña de 14 años de Cisjordania que fue condenada a dos meses de prisión y una multa de 1500 dólares por tirar piedras a los soldados. Malak está con otras tres adolescentes y 22 presas adultas (una de ellas, Lina Khattab, de 18 años) en la cárcel de mujeres de Hashalon, también dentro de Israel.

En los últimos 45 días, las fuerzas israelíes han arrestado a 180 menores en Cisjordania. Hay dos motivos por los cuales los niños son detenidos masivamente: para destruir el tejido social palestino y quebrar la resistencia desde su misma base, y para lucrar con las sumas astronómicas que las familias deben pagar por cada niño liberado. Y es que la ocupación es ante todo un gran negocio: es incalculable la cantidad de dinero que la población palestina vuelca a Israel simplemente para arrancar a sus seres queridos de la cárcel (al cabo de semanas, meses o años).

Mientras volvía en el bus a Nablus admirando con tristeza la belleza de una tierra ultrajada, sentía no obstante que, por encima del dolor de su madre, del jornal perdido de Hakim, del tiempo y el dinero gastado inútilmente para llegar hasta Salem, había algo que rescataba otro día absurdo y sombrío bajo la ocupación: la enorme sonrisa de Ali, su cara de felicidad al ver a sus seres queridos y su habilidad para comunicarse con su hermano burlando las prohibiciones. Ali, engrillado y esposado, con sus 18 años desbordando el uniforme de prisionero -y después de dos años de rigores- se veía más vivo y más libre que sus jueces y carceleros.

Tierras de Yenín, Cisjordania (Asmaa Nawajha)

Paisaje de Yenín, Cisjordania ocupada (Foto: Asmaa Nawajha)


[1]
Los chicos de Hares están acusados de intento de homicidio por haber supuestamente lanzado piedras y provocado un accidente automovilístico donde una de las hijas de la colona judía que manejaba el coche resultó gravemente herida. Leer la historia aquí: https://haresboys.wordpress.com/2013/06/14/espanol/
[2] Megiddo, igual que la mayoría de las prisiones militares, está dentro del territorio de Israel, en violación de los Convenios de Ginebra, que prohíben al poder ocupante trasladar a su territorio a los prisioneros del pueblo ocupado. Es, por lo tanto, un crimen de guerra de los tantos que Israel comete regularmente ante la vista de la comunidad internacional. En la práctica, para los familiares es mucho más difícil sortear los controles de seguridad y obtener los permisos necesarios para visitar a los presos dentro de un territorio al que los palestinos tienen prohibido entrar.

Ver aquí el Llamado a la Acción en solidaridad con los Chicos de Hares el próximo 15 de marzo, al cumplirse dos años de su detención.

Collage con fotos de los cinco de Hares tomadas en la cárcel de Megiddo

Collage con fotos de los cinco chicos de Hares tomadas en la cárcel de Megiddo (blog de la campaña por su liberación).

Ver también en este blog:
Los Chicos de Hares pueden pasar el resto de sus vidas en la cárcel
A veces las palabras no son necesarias
Detenidos: Testimonios de niños palestinos encarcelados por Israel (fotorreportaje)
Niños palestinos: el delito de tirar piedras

Publicado en aldeas de Nablus y Salfit, Los chicos de Hares, Niños y niñas palestinas, presos políticos palestinos | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Éxitos en 2014 de la campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel

María Landi:

Informe elaborado por el Comité Nacional Palestino (BNC) del movimiento global de BDS, traducido y publicado por la campaña BDS del estado español. Reblogueado desde “Los otros judíos”.

Originalmente publicado en Los otros judíos:

Para el pueblo palestino y las personas de conciencia de todo el mundo, 2014 será recordado como el año en el que Israel cometió su más sangrienta masacre contra las y los palestinos de la sitiada Franja de Gaza.

2014 fue también un año de resistencia que vio una resistencia continua y una solidaridad internacional sin precedentes con Palestina y enormes pasos adelante en la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS).

Aquí está nuestro resumen de algunos de los principales acontecimientos del BDS durante 2014. El Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BNC), la coalición de organizaciones de la sociedad civil palestina que trabaja para dirigir y apoyar la campaña, agradece sinceramente a todos y cada persona que apoyó y contribuyó al BDS este año.

Enero

Scarlett Johansson

Palestina ocupada- La sociedad civil palestina a Oxfam: “Que las palabras concuerden con la acción: corten los vínculos con Scarlett Johansson”…

Ver original 4.647 palabras más

Publicado en Apartheid, BDS, Israel | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cara o cruz, ante la justicia del ocupante tú siempre pierdes

Foto Settlement Watch East Jerusalem

En azul, las colonias judías en Al-Khalil (Hebrón). Kiryat Arba, a la derecha (Foto Settlement Watch East Jerusalem).

por Jonathan Cook*

 

Traducción: María Landi

 

Ayer se me ocurrió una idea para explicar en un breve relato la implacable demencia que significa la ocupación para los palestinos y palestinas de a pie. Díganme qué les parece.

En mi historia, hay una familia palestina -vamos a llamarles los Jaabari- que vive junto a una colonia judía -llamémosla Kiryat Arba- cerca de Hebrón, bien adentro de la Cisjordania ocupada por Israel.

Un día, los colonos deciden construir una sinagoga en el terreno privado de la familia, en un intento de obligarla a abandonar su tierra.

Esta familia decide quedarse en su tierra. Por desgracia, no tiene otra manera de detener el robo de la tierra que ha pertenecido a los Jaabari por generaciones que no sea apelando al sistema legal israelí. Así, solicitan a la Suprema Corte de Israel que ordene la demolición de la sinagoga.

En la sala del tribunal, los colonos argumentan que la tierra no está bajo control de Kiryat Arba -pues es propiedad privada palestina-, y que por lo tanto está fuera de la jurisdicción del tribunal; los jueces no tienen derecho a emitir un fallo en este caso, afirman.

El tribunal no está de acuerdo y dice que la tierra sí está bajo control de Kiryat Arba -es decir, los jueces consideran a la tierra como parte de Israel[1]- y por lo tanto, el tribunal puede emitir un fallo. El veredicto de los jueces es un triunfo de la justicia: la sinagoga debe ser demolida.

Sin embargo, ahora que los colonos tienen un pedazo de papel con la decisión del tribunal que afirma que la tierra es de Kiryat Arba, pueden cobrarle a la familia palestina los años de atraso en el pago de impuestos a la propiedad por valor de 22.000 dólares -más de lo que la familia gana en varios años. Si no pagan, los colonos se apoderarán de la tierra y la venderán.

Si sale cara, los Jaabari pierden; si sale cruz, también. Esa es la justicia de los ocupantes israelíes.

¿Qué piensan? ¿Fui demasiado lejos con mi historia? ¿Demasiado loca para ser creíble?

O simplemente he plagiado esta historia del The Times of Israel, donde se informa que exactamente esto acaba de pasarle a la familia Jaabari.

[1] En el sistema israelí, las colonias judías ubicadas en territorio palestino ocupado se rigen por la legislación israelí.
* Jonathan Cook es un periodista británico residente en Nazaret. Fuente: Occupier’s justice: heads and tails you lose

N. de la T: Kiryat Arba (fundada en 1968) es una gran colonia urbana de 7600 habitantes, situada en las afueras de Hebrón/Al-Khalil, y famosa por el extremismo de sus moradores. De allí salió Baruch Goldstein, el colono judío-estadounidense que en 1994 masacró a 29 palestinos cuando rezaban en la mezquita de Abrahán. Goldstein es venerado como héroe y mártir en Kiryat Arba, donde sus vecinos erigieron un memorial en su honor. (N. de la T.).

Publicado en Colonias Israelíes ilegales, Hebrón/Al-Khalil, Israel | Etiquetado , , | 1 comentario

Los Chicos de Hares van a cumplir 2 años en la cárcel

Fotografías de los cinco chicos de Hares tomadas en la cárcel.

Collage con fotografías de los 5 chicos de Hares tomadas en la cárcel (foto: blog de la campaña por su liberación).

Llamado a la Acción: Solidaridad con los Chicos de Hares el próximo 15 de marzo de 2015

 

El 15 de marzo de este año se cumplirán 2 años desde que 5 adolescentes de la localidad de Hares, Palestina, fueran secuestrados de sus hogares, torturados, interrogados violentamente y posteriormente encerrados en una prisión israelí, por algo que no hicieron.

El 14 de marzo de 2013 ocurrió un accidente en una carretera cercana a su pueblo; en el coche viajaban una colona judía y sus tres niñas, una de las cuales resultó gravemente herida. Según la conductora del coche, el accidente fue causado por jóvenes palestinos, quienes supuestamente lanzaron piedras contra el vehículo; pero no hay evidencias para afirmar que se hayan lanzado piedras, como aseguran los colonos.

Esa misma noche, el ejército israelí invadió las aldeas de Hares y Kifl Hares y detuvo a 19 jóvenes palestinos. Sus “confesiones” fueron obtenidas a través de interrogatorios mediante tortura. 14 de estos jóvenes más tarde fueron liberados. Cinco de ellos, sin embargo, siguen encarcelados en la actualidad. Ellos son los Chicos de Hares.

Si los tribunales militares israelíes mantienen su versión, los Chicos de Hares se enfrentarán a largas penas de prisión por un “delito” por el cual no se ha presentado en todo el juicio ninguna evidencia clara que pueda probar su supuesta culpabilidad.

Para denunciar los 2 años desde el encarcelamiento de los muchachos, hacemos un llamado a activistas de todo el mundo para diseñar acciones locales encaminadas a difundir el caso de los Chicos de Hares, a fin de ejercer presión sobre la ocupación israelí y obligarla a respetar los principios de la justicia y liberar a estos jóvenes.

Te invitamos a organizar manifestaciones, vigilias y protestas, acciones de boicot, envío de cartas, charlas y proyecciones de películas.

La continua lucha contra la agresión militar israelí y la ocupación se hace cada vez más fuerte con cada nueva atrocidad cometida por el Estado de apartheid; es importante alzar la voz contra la injusticia sufrida por los Chicos de Hares y, por extensión, por todos los niños palestinos en las prisiones militares israelíes, a fin de evitar que estos peligrosos precedentes se lleven a cabo.

Únete a la lucha contra la opresión. Únete del lado de la justicia.

Para más información, consulta:
Página web: haresboys.wordpress.com
Facebook: Free the Hares Boys
Twitter: @HaresBoys

Fuente: Call to Action: Solidarity with the Hares Boys – 15 March 2015

Ver también en este blog: Los Chicos de Hares pueden pasar el resto de sus vidas en la cárcel.
Publicado en aldeas de Nablus y Salfit, Niños y niñas palestinas, presos políticos palestinos | Etiquetado , , | Deja un comentario