Apartheid: Las leyes racistas y discriminatorias de Israel afectan a cada vez más familias palestinas

Aun si por un momento dejáramos de lado la ocupación del territorio palestino por parte de Israel, tendríamos razones de sobra para acusar a ese país de instaurar un régimen de apartheid dentro de sus propias ‘fronteras’ (entendiendo por éstas la Línea Verde del Armisticio de 1949, con toda la controversia que despierta, pero que es el consenso alcanzado hasta ahora por la comunidad internacional sobre un país creado hace 64 años que se sigue negando a definir sus fronteras definitivas, porque pretende apropiarse de la totalidad de la Palestina histórica). 
 
Por más esfuerzos e iniciativas emprendidos, resulta siempre insuficiente dar cuenta de todo lo que implica cuando un Estado define oficialmente su carácter o naturaleza en función de un criterio étnico-religioso excluyente. Eso es justamente el Estado de Israel: un Estado basado sobre la premisa de la superioridad judía sobre todos los demás grupos étnicos, religiosos o nacionales existentes en el mundo.
 
El Tribunal Russell sobre Palestina, en su última sesión de Sudáfrica (noviembre 2011), demostró sobradamente que el Estado de Israel aplica un régimen de apartheid hacia la población no judía; no sólo en los territorios palestinos que ocupa, sino incluso dentro de su propio territorio. Ver aquí el resumen de las Conclusiones del Tribunal donde se enumeran las leyes y políticas discriminatorias vigentes o proyectadas en Israel.
 
En el marco de una escalada de leyes y políticas racistas, la Suprema Corte israelí recientemente ratificó (por un voto) la “constitucionalidad” (en un país que no tiene una Constitución) de la Ley de Ciudadanía de 2003, que apunta, como tantas otras en ese país, a forzar una mayoría demográfica para justificar el carácter judío del Estado. Entre otras cosas, la ley niega a la población árabe palestina con ciudadanía israelí (que es el 20% del país) el derecho a vivir dentro del territorio israelí con cónyuges provenientes de los territorios ocupados o de “países enemigos” (definidos por la ley como “Siria, Líbano, Iraq e Irán). Miles de parejas y familias palestinas, así, se ven amenazadas por la inminente “deportación” de uno de sus integrantes hacia su lugar de origen, en los territorios ocupados; la alternativa que les queda es vivir separados o abandonar Israel.
 
 

Lana y Taiseer Khatib (foto de familia publicada por NBC News)

Ésta es la carta abierta escrita por Taiseer Khatib, un palestino de la ciudad de Akka (Acre para los israelíes, en el norte de lo que es hoy Israel). Taiseer, su esposa Lana, su hija Yusra (3) y su hijo Adnan (4), son una de las miles de familias que se verán obligadas a vivir separadas, después que la Suprema Corte de Israel aprobara la ley racista de Ciudadanía, por la cual esta familia enfrenta la amenaza real y “legal” de que Lana sea deportada a su Jenín natal (ciudad palestina del norte de Cisjordania).

Queridxs amigxs:

Quienes están cerca y quienes están repartidxs por todo el mundo, quienes están en instituciones académicas, partidos políticos, teatros, organizaciones de derechos humanos, estudiantes, trabajadorxs, etc.; todxs, por favor, consideren este mensaje como dirigido personalmente a cada uno/a de ustedes.

Algunxs de ustedes puede que conozcan la reciente resolución racista de la Suprema Corte de Israel que amenaza con separar a decenas de miles de familias palestinas. Esta resolución, que se suma a otras 25 leyes y proyectos de ley, apunta a segregar y discriminar a la minoría palestina dentro de Israel. Estas leyes racistas tienen un objetivo: lograr que el Estado de Israel sea sólo para una raza pura: la raza judía! La deportación puede que hoy empiece por las personas palestinas [de Cisjordania y Gaza] que están casadas con palestinxs ciudadanxs de Israel, pero mañana afectará a la gran mayoría de población palestina dentro de Israel -sino a todos!

Sí, soy muy pesimista. Yo siento que la deportación de mi esposa y su separación de mí y de nuestrxs hijxs es algo real! Es un día oscuro en mi vida y en la vida de decenas de miles de personas que están en mi misma situación. La deportación no sólo se ha convertido en algo real, sino que se ha legalizado!

Les escribo para pedirles que actúen en nombre de la humanidad y los derechos humanos, porque la Suprema Corte de Israel ha legalizado una guerra contra ellos; y al declararnos la guerra a nosotrxs -lxs “otrxs”-, ha dado luz verde a todos los servicios de seguridad para actuar en nombre de la LEY! La Suprema Corte era el último refugio para defender los derechos humanos en Israel, y ahora le ha cerrado la puerta a los Derechos y nos ha dejado a lxs Humanxs (Palestinxs) afuera y sin ninguna protección.

Abajo encontrarán algunos artículos que explican esta ley racista, y también algunos artículos y entrevistas conmigo y con mi familia. También una entrevista en la TV (en hebreo). Por favor, les pido que contribuyan a combatir el racismo de Israel haciendo circular información y todo lo que les parezca útil respecto a esta ley entre TODOS sus contactos de correo, redes sociales, Facebook, Twitter y otros, a fin de despertar conciencia -sobre todo en Europa y en EEUU- sobre lo que está pasando dentro del “democrático” Estado de Israel. Por favor, no se detengan y continúen elevando su voz bien fuerte contra las políticas racistas y discriminatorias de Israel!

A todxs ustedes que me enviaron correos, me llamaron, y expresaron su solidaridad con nuestro caso, quisiera darles las gracias (especialmente a mis amigxs israelíes que denunciaron la ley y me dijeron que esa resolución no habla en su nombre, y que se sienten avergonzadxs por ella) por expresar su solidaridad, en primer lugar con ustedes mismxs, y en segundo lugar conmigo y con mi familia. El racismo hacia lxs palestinxs dentro de Israel no va a parar con ellxs, sino que va a continuar más allá hacia la sociedad israelí, como está quedando claro últimamente.

Voy a concluir mi mensaje citando al gran intelectual Edward Said: “Recuerden la solidaridad con Palestina aquí y en todas partes… y recuerden también que ésta es una causa con la cual muchas personas se han comprometido, no obstante las dificultades y terribles obstáculos que enfrentan. ¿Por qué? Porque es una causa justa, un ideal noble, una lucha por la igualdad y los derechos humanos.”

Espero que esta causa justa llegue a la mayor cantidad posible de personas, ya que es una forma de luchar contra las decisiones fascistas y de levantar su voz contra el Apartheid!

Sinceramente,

Taiseer

Fuentes de información adicional:
 
http://www.mako.co.il/news-channel2/Channel-2-Newscast/Article-71da7677c33d431017.htm
http://www.adalah.org/eng/
http://www.maannews.net/arb/ViewDetails.aspx?ID=451877
http://worldnews.msnbc.msn.com/_news/2012/01/12/10142284-israeli-high-court-keeps-israeli-palestinian-spouses-apart
http://www.haaretz.com/print-edition/opinion/supreme-court-thrusts-israel-down-the-slope-of-apartheid-1.407056
http://www.aljazeera.net/NR/exeres/DBCE686F-A556-42C4-9E2C-3696981F07AA.htm?GoogleStatID=21
http://www.haaretz.co.il/news/law/1.1615220
http://www.mideastyouth.com/2012/01/13/israeli-court-ruling-heightens-fears-for-palestinian-spouses-of-arab-citizens/
http://www.arabhra.org/hraadmin/ProjectSpecific/NewsletterEmailContent.aspx?articles=1065&SelectedLanguage=1
http://www.bbc.co.uk/arabic/middleeast/2012/01/120112_israel_palestine_citizenship.shtml
http://arabs48.com/?mod=articles&ID=88434
 
Traducida por María Landi (fuente: Abir Kopty,Open Letter from Taiseer Khatib: Raise your voice against Apartheid)
 

Lana y Taiseer Khatib con su hija Yusra y su hijo Adnan

Un comentario israelí sobre la ley racista:

¿Dónde está la comunidad internacional?

 Uri Yacobi Keller

Cuando estaba en secundaria, mi profesor de historia enfatizaba que una de las señales más claras de la transformación de Alemania en un estado totalitario en los años Treinta era la intervención del gobierno en la vida afectiva de sus ciudadanxs: la prohibición a la población “aria” de tener relaciones sentimentales con “indeseables” como lxs judíxs. Sería interesante saber qué diría mi profesor sobre la nueva ley de ciudadanía aprobada por la Suprema Corte, que en esencia prohíbe a ciudadanxs israelíes establecer relaciones sentimentales con palestinxs de los territorios ocupados.

(…)

Ahora es cuando la comunidad internacional debería intervenir para denunciar a la Suprema Corte de Israel, debería aplicar una fuerte presión sobre el Estado racista del cual la Corte forma parte, y debería expulsar a Israel de la comunidad de Estados “democráticos”. Sin embargo, debido a los intereses políticos y económicos, no va a hacerlo en este momento. Y porque la comunidad internacional no va a cumplir su obligación de proteger los derechos humanos, las organizaciones sociales que promueven una paz justa en Israel-Palestina deben presionar a la comunidad internacional para que apele las resoluciones de la Suprema Corte de Israel ante los tribunales internacionales.

Sería razonable asumir que una decisión de la Corte Internacional de La Haya, por ejemplo, en la práctica no cambiaría mucho las políticas internas de Israel, pero los fallos de tribunales de este tipo tienen una gran importancia a nivel internacional; y también son tomados en cuenta por los tribunales israelíes, que quieren preservar la imagen de Israel a nivel global.

Además, las resoluciones de los tribunales internacionales pueden ser un buen fundamento para las campañas de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel.

Quienes se preocupan por los derechos humanos en Israel-Palestina deben poner en evidencia la farsa que significa la Suprema Corte de Israel, y deben crear disuasión -sí, disuasión- contra ella. La comunidad internacional también tiene que dejarle claro a la Suprema Corte de Israel que no va a tolerar leyes antidemocráticas, y que nadie va a tomar en serio a un órgano que dicta semejantes leyes.

Tenemos que considerar llevar cada uno de los miles de casos de familias palestinas amenazadas por esta ley ante los más altos tribunales internacionales.

(Traducido del hebreo al inglés por Connie Hackbarth para el Alternative Information Center, y del inglés al español por María Landi).

Acerca de María Landi

María Landi es una activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén).
Esta entrada fue publicada en Apartheid, Israel y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Apartheid: Las leyes racistas y discriminatorias de Israel afectan a cada vez más familias palestinas

  1. Angela Nossa dijo:

    Es el holocausto del pueblo Palestino.Actuemos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s